Exigen la desaparición de "la banda del Tiida" de la policía de Colima

jueves, 4 de diciembre de 2014
COLIMA, Col. (apro).- El ombudsman estatal Roberto Chapula de la Mora exigió la supresión de "la banda del Tiida”, integrada por elementos de la Policía Estatal Acreditable, quienes visten de civiles y se trasladan en vehículos de ese tipo y, sin identificarse, realizan “detenciones que parecen secuestros”. De acuerdo con Chapula de la Mora, durante el presente año el organismo a su cargo ha recibido entre 30 y 40 quejas ciudadanas contra elementos de ese grupo policiaco, quienes han sido responsabilizados de detenciones arbitrarias, allanamientos de morada, incomunicación, golpes y tortura. “Al detener a una persona la incomunican, no le informan a la familia, que se queda con la angustia de no saber si la levantó algún grupo delincuencial o el gobierno; además, no se respeta la presunción de inocencia y hay violencia física o moral sobre la persona para tratar de obligarla a que acepte la coparticipación en actividades delictivas que muchas veces no cometió”, alertó en entrevista. También dijo que prepara una recomendación hacia el gobierno estatal para instarlo a tomar medidas para solucionar esa problemática, además de que el organismo humanitario, al recibir las quejas, ha sugerido a las víctimas presentar denuncias penales contra los elementos de ese cuerpo policiaco. Luego sostuvo que ese grupo “ha generado insatisfacción social y protesta de muchos sectores de la población” por la cantidad de casos en los que se han reportado abusos, aunado esto a que “muchas veces sus elementos se llevan bienes, como alhajas y dinero, de los domicilios a los que ingresan sin orden de cateo. Eso no es posible, se llama corrupción y abuso de poder”. La “banda del Tiida”, añadió el titular de la CDHEC, “nos lleva a recordar la tristemente célebre Dirección Federal de Seguridad”, corporación dependiente de la Secretaría de Gobernación que operó con “impunidad y abuso de poder” en el país hasta que fue desaparecida en los ochenta, luego del asesinato del periodista Manuel Buendía. Chapula de la Mora propuso no esperar a que en Colima ocurran situaciones más graves con el grupo policiaco, aunque dijo que la decisión de disolverlo “es voluntad del Ejecutivo del estado, no mía; si yo fuera gobernador, ya lo hubiera desaparecido y (sus miembros) ya estarían en el Cereso”. Asimismo, advirtió que el caso de Iguala “incendió” al país y alcanzó al presidente Enrique Peña Nieto, por lo que sugirió al gobernador Mario Anguiano Moreno tomar las medidas necesarias en lo que se refiere a la “banda del Tiida”, pues si ésta continúa excediéndose en el abuso de poder y pierde la vida algún ciudadano, se va a “incendiar” la entidad. En diversas ocasiones, el gobernador ha insistido en que el grupo policial forma parte de las estrategias en materia de seguridad, pues “cuando se realizan acciones de investigación, normalmente entre los mecanismos que se utilizan se incluye el uso de vehículos que no tienen logotipos de identificación”. En relación con presuntos abusos por parte de integrantes de este grupo, Anguiano Moreno se ha comprometido a que serían investigados, pero no se han dado a conocer los resultados ni si han existido sanciones.