Se debate entre la vida y la muerte indígena que se inmoló en Chiapas

viernes, 5 de diciembre de 2014
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., (apro).- El gobierno de Manuel Velasco dio a conocer esta noche que los amigos y familiares del maestro y luchador social Florentino Gómez Girón se han cerrado al diálogo y la negociación hasta que quede en libertad el detenido, acusado de abigeato y sobre quien pesan otras averiguaciones previas por delincuencia organizada, secuestro, portación de armas de uso exclusivo del Ejército y despojo. Esta tarde, el indígena Agustín Gómez Pérez, de 21 años, se roció gasolina y pidió a uno de sus compañeros que le prendiera fuego a las puertas del Congreso local, para exigir así la libertad de su tío Florentino Góme, líder del Frente Popular Ricardo Flores Magón (FPRFM) de Ixtapa, preso en el penal de El Amate desde el primero de mayo. Envuelto en llamas, Agustín Gómez gritaba y se sacudía, mientras mujeres y niños lloraban al ver el hombre convertido en una tea humana. Pasaron algunos minutos antes de que paramédicos de Protección Civil lo tumbaran y cubrieran con toallas mojadas. Una vez controlado el fuego, Gómez Pérez fue subido a una ambulancia y trasladado al Hospital Regional Rafael Pascacio Gamboa, ubicado a nueve calles del incidente. El sobrino de Gómez Girón fue llevado al área de urgencias del hospital regional Rafael Pascacio Gamboa, donde se reportó grave su estado de salud, ya que presentó quemaduras de segundo y tercer grado en 50% de su cuerpo, de la cintura hacia arriba. Incluso, los brazos, cara y cabello del joven indígena estaban totalmente quemados. Su estado es reportado por los médicos como "crítico". "Se debate entre la vida la muerte", dijo una enfermera. Hoy la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría General de Gobierno estatal dio a conocer una extensa misiva en el que señaló que funcionarios de esta última dependencia han estado atentos al grupo de personas que se mantienen en plantón frente a la entrada principal del Congreso local desde noviembre y cuya demanda principal es la liberación de Florentino Gómez Girón. Refirieron que Gómez Girón está sujeto a proceso penal por el delito de abigeato, aunque se tiene conocimiento que existen libradas cuatro órdenes de aprehensión más por delincuencia organizada, secuestro, portación de armas de uso exclusivo del Ejército y despojo, de las que darán cuenta las instancias de procuración y administración de justicia. En la misiva, el gobierno recuerda que el contexto de esos hechos se remonta a hace aproximadamente tres años, cuando un grupo de indígenas encabezados por Florentino Gómez Girón expulsó del ejido Chigtón, municipio de Ixtapa, a 39 familias, quienes tuvieron que sobrevivir en condiciones inhumanas e insalubres que hacían incluso peligrar su estado de salud, y hasta la fecha los afectados demandan la aplicación de justicia por los delitos que les infligieron. Y que derivado de esos hechos, autoridades estatales intentaron garantizar el retorno de esas familias a sus lugares de origen, con el fin de que pudieran volver a una vida normal y digna, pero en represalia el grupo antagónico, encabezado por autoridades ejidales y Florentino Gómez Girón, se apostó a las afueras de la presidencia municipal de Ixtapa y, durante 25 días consecutivos mantuvieron encerrados en ese lugar y en calidad de rehenes a funcionarios de ese ayuntamiento, entre ellos mujeres embarazadas y niños. La Subsecretaría de Derechos Humanos también resaltó que los mismos manifestantes encabezaron varias acciones, cierres de accesos a la cabecera municipal de Ixtapa, tomas de carreteras, acciones violentas de destrucción de casas habitación, robo de ganado y usufructo ilegal de cosechas propiedad de los desplazados. Según el reporte oficial, el ahora detenido Florentino Gómez Girón ha sido acusado de haber cometido asesinatos contra otros indígenas y que él y sus hermanos han estado involucrados en diversos actos violentos. La dependencia señaló que derivado de las familias desplazadas por los actos violentos de Florentino Gómez, la CNDH emitió una recomendación al gobierno estatal con número 084/2013, en la que pedía la aplicación del estado de derecho en favor de las 39 familias expulsadas. El ombudsman nacional también solicitó se abriera un expediente contra funcionarios que se habían mostrado omisos y no habían aplicado la justicia en ese caso. En atención a esa recomendación, y en el proceso de las investigaciones periciales, el grupo de Florentino Gómez privó ilegalmente de su libertad a los funcionarios de la PGJE por cerca de diez horas y los liberó tras el pago de 300 mil pesos. Después de todos esos acontecimientos y luego de la recomendación de la CNDH, un juez libró una orden de aprehensión contra Florentino Gómez Girón por el delito de abigeato, la cual fue ejercitada por la Procuraduría local, razón por la que fue ingresado al penal de El Amate, donde se encuentra en estos momentos. Y desde el momento mismo en que ese grupo de personas se instaló en plantón frente al Congreso, abunda el reporte oficial, autoridades de la Secretaría General de Gobierno han estado intentando, en forma infructuosa, entablar comunicación con ellos para explicarles personalmente que la detención de Florentino obedece al estricto apego a la ley y a la aplicación de justicia y en atención a la recomendación de la CNDH. Además, que el 3 de diciembre pasado la Red de Alerta Temprana, que forma parte de organizaciones protectoras de derechos humanos de México con filial en Jitotol, sugirió al gobierno de Chiapas formar una mesa interinstitucional para atender el problema. Que en razón a esa sugerencia, la Subsecretaría de Derechos Humanos invitó a la CNDH, CEDH, PGJE, Poder Judicial, SSPPC, Protección Civil y a la presidencia municipal de Ixtapa, con cuyos representantes quedó formada la mesa interinstitucional de atención a los manifestantes que apoyan a Florentino Gómez. A las dos de la tarde del jueves 4 quedó instalada dicha mesa y se invitó en forma inmediata a la Red de Alerta Temprana –que había recomendado ese espacio de negociación-- a que se integrara a ella, pero casi al mismo tiempo esa Red informó que no iba a poder sumarse a esos trabajos porque no tenía recursos económicos para trasladarse a Tuxtla Gutiérrez. Entonces la Subsecretaría de Derechos Humanos ofreció proveerle de recursos para trasladarse a la ciudad capital de Chiapas, pero también se negaron a eso. “Es preciso señalar que en las recientes horas, integrantes de la referida mesa interinstitucional se trasladaron hasta el lugar donde se encuentran los manifestantes, frente al Congreso, para que dialogaran con las autoridades. En respuesta a esa propuesta de diálogo, los familiares del detenido, representados por Roberto Filemón Gómez Girón, respondieron en forma tajante que ‘no iban a dialogar con nadie hasta que estuviera libre Florentino Gómez Girón, y que tampoco harían nada sin la autorización de su abogado’”, puntualizó la dependencia. A pesar de ello, agregó, “los enviados gubernamentales exhortaron a los familiares a no realizar actos que atentaran contra sus vidas y que el gobierno del estado estaba abierto al diálogo en todo momento, en el ánimo de preservar la paz y la gobernabilidad en la entidad”. También se expresa en la misiva que funcionarios de la Secretaría de Gobierno se trasladaron el lunes primero de diciembre para hablar con Florentino Gómez y animarlo a la sensatez, tanto en su propia vida como la de sus familiares, garantizándole a él y a sus cercanos “los beneficios del estado de derecho y de legalidad”. De estos últimos hechos, sostuvo, se levantó una minuta de trabajo, firmada por todos los representantes de las dependencias que forman la mesa interinstitucional, a efecto de dejar constancia de que ha habido constantes intentos de diálogo con los inconformes desde el primer momento en que iniciaron el plantón. Según el gobierno chiapaneco, los desplazados han estado exigiendo a las autoridades estatales apliquen la ley contra Florentino Gómez Girón y su grupo, contra quienes existen alrededor de 17 órdenes de aprehensión pendientes de ejecutar.