Extesorero implicado en deuda de Coahuila negoció su liberación desde octubre

martes, 9 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado de Coahuila (PGJE) confirmó hoy que el extesorero Javier Villarreal Hernández, uno de los principales implicados en el desfalco a las arcas estatales en el gobierno de Humberto Moreira, fue liberado por las autoridades estadunidenses desde el pasado 7 de octubre. Según fuentes de la corte federal de San Antonio, Texas, pese a enfrentar cargos por lavado de dinero el exfuncionario coahuilense logró su liberación tras ceder la entrega de 2.3 millones de dólares depositados en una cuenta bancaria de las Bermudas. Dichos recursos proceden de préstamos fraudulentos que endeudaron al gobierno estatal. Luego de andar a salto de mata durante casi dos años, Villarreal Hernández se entregó a la justicia estadunidense el 13 de febrero último en el Puente Internacional Santa Fe de Ciudad Juárez, para responder a las acusaciones por los presuntos delitos de lavado de dinero y fraude bancario, en colusión con otros exservidores públicos, entre ellos el exgobernador interino Jorge Torres López. En febrero de 2013, el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó una demanda civil contra Villarreal a través de la cual logró congelar los 2.3 millones de dólares depositados por el extesorero en las Bermudas. El siguiente paso fue presionar al indiciado para que se declarara culpable y aceptara colaborar en las investigaciones sobre una presunta red de lavado de dinero en la que estarían involucrados exfuncionarios de las dos últimas administraciones en Coahuila. Esta negociación se concretó el 21 de noviembre de 2013, cuando la Fiscalía y Michael J. Wynne, defensor legal de Villarreal Hernández, interpusieron una moción conjunta ante la Corte para el Distrito Sur de Texas, con el propósito de que los fondos depositados en las Bermudas pasaran a dominio del erario estadunidense. Las autoridades estadunidenses argumentaron tener jurisdicción sobre los fondos porque fueron canalizados hacia Bermudas mediante una cuenta abierta en 2008 en una sucursal del banco JP Morgan en Brownsville, Texas, por Altagracia Rodríguez, amante de Villarreal. Los 2.2 millones de dólares son sólo una fracción de los 35 millones de dólares que, según el Departamento de Justicia, Villarreal transfirió a Estados Unidos, una buena parte de los cuales fueron usados para la adquisición de bienes raíces. El juicio penal contra Villarreal, en el que también se encuentra implicado el exgobernador Torres López, sigue abierto en la Corte para el Distrito Oeste de Texas, con sede en San Antonio, donde el juez Xavier Rodríguez agendó la siguiente audiencia para el 29 de enero de 2015. Al enterarse de la excarcelación del extesorero, el gobierno de Coahuila reactivará la solicitud de extradición. El titular de la PGJE, Homero Ramos Gloria, dijo que estarán atentas a que concluya la causa legal contra Villarreal Hernández para traerlo de vuelta a México y enfrente los procesos legales que tiene abiertos ante instancias judiciales del Estado y la Federación. Ramos Gloria recordó que en su momento las autoridades de Coahuila solicitaron la extradición de Villarreal, quien en Coahuila está acusado por la falsificación de documentos para la solicitud de créditos. El pasado sábado el diario coahuilense Vanguardia confirmó que Villarreal Hernández no aparecía en los registros de los internos en las prisiones texanas de Bexar y Guadalupe, y que había sido visto recientemente de compras en San Antonio. Esta versión fue confirmada ayer por el diario San Antonio Express News en su sitio electrónico. Según la nota firmada por el periodista Jason Buchel extesorero fue liberado de forma discreta de la Cárcel de Guadalupe desde octubre, un mes después de que se declaró culpable en una corte federal de San Antonio a un cargo de lavado de dinero y otro por conspirar para transportar dinero robado en el extranjero. “Desde entonces, la causa penal contra Javier Villarreal ha procedido en secreto, sin que ninguno de los documentos judiciales sean hechos públicos”, indicó el rotativo. “No está claro cuándo será sentenciado”. Los 2.3 mdd que Villarreal entregó a las autoridades estadounidenses para salir de prisión, provienen de 35 mdd que los fiscales sostienen que proceden de préstamos fraudulentos presuntamente para Coahuila.

Comentarios