Vive odisea: la secuestran en Chiapas y escapa en Cancún con ayuda de dos monjas

martes, 11 de febrero de 2014
CANCÚN, Q.Roo., 11 de febrero (apro).- Una mujer de 26 años fue secuestrada en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, y trasladada a esta ciudad donde logró escapar de sus captores, en un hecho que las autoridades estatales ligan con una red de trata con fines de explotación sexual y comercial en el sureste del país. Según informes de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), la mujer identificada con las iniciales M.J.D.E. fue privada de su libertad el pasado lunes 10 a las 15:00 horas en la capital chiapaneca, de donde es originaria. El plagio se produjo cuando se dirigió a una tienda Oxxo para comprar tiempo aire a su teléfono celular. Al salir, observó una Van azul y un Tsuru blanco, con varios sujetos a bordo. Al pasar entre los automóviles, la empujaron al interior de la camioneta que no tenía asientos, donde se encontró a cuatro mujeres. Los dos automóviles salieron de Tuxtla Gutiérrez rumbo a Villahermosa, Tabasco. Ahí, los plagiarios compraron boletos de autobús y hospedaron a las mujeres en un hotel del centro de la ciudad, donde las obligaron a cambiarse de ropa y pintarse el cabello de rojo. Más tarde, las regresaron a la terminal camionera y las subieron a los autobuses. En el camino, algunas fueron obligadas a descender en distintos sitios. Al mediodía de este martes, la joven llegó a Cancún escoltada por dos hombres. Al bajar del camión les pidió permiso para ir al baño; entonces, aprovechó el descuido de sus plagiarios para escapar. En su huida, se encontró con dos monjas a quienes pidió ayuda. Éstas la llevaron a la Subprocuraduría de la Zona Norte del estado para interponer la denuncia correspondiente. Ya en su declaración, la mujer de 26 años dijo no saber el motivo de su secuestro ni a dónde la iban a dejar. Sin embargo, la PGJ inició la averiguación previa 836/2014 por el delito de privación de la libertad. No se descartó que el secuestro de ésta y las otras mujeres pudiera haber derivado en una red de trata.  

Comentarios