Comunitarios y afectados por tormentas bloquean carreteras de Guerrero

miércoles, 5 de febrero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Por segundo día consecutivo, miembros de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) afectados por la inseguridad que priva en esa entidad y damnificados por las tormentas Manuel e Ingrid realizaron bloqueos –por separado– en la autopista Del Sol, a la altura de Chilpancingo, en la carretera federal Acapulco-México, entre Mohoneras y Ocotito, y en la carretera Acapulco-Zihuatanejo. Alrededor de las 07:00 horas, pescadores de tres municipios y habitantes de la comunidad serrana de La Pintada, afectados por las tormentas Manuel e Ingrid, en septiembre del año pasado, bloquearon dos de los tramos de la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo. Mediante esa acción exigieron la entrega de apoyos de los gobiernos federal y estatal, como las tarjetas para enseres que, según la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, ya fueron entregadas, y también demandaron el cierre mecánico de la barra de Coyuca de Benítez para no afectar la Laguna de Mitla. En uno de los puntos del bloqueo, a la altura del poblado de Cacalutla, habitantes de comunidades de la sierra del municipio de Atoyac de Álvarez afirmaron que su principal preocupación es que “están jineteando el dinero”, porque les entregan tarjetas sin fondos “y eso que el recurso ya se entregó”. Robles Berlanga dijo ayer en una conferencia de prensa que todos los apoyos de tarjetas de enseres domésticos ya habían sido entregados. Por su parte, un grupo de unos 200 pescadores de los municipios de Coyuca de Benítez, Atoyac de Álvarez y San Jerónimo, exigieron a los gobiernos estatal y federal el cierre mecánico de la barra de Coyuca, porque está afectando la Laguna de Mitla. Los pobladores exigieron la entrega de apoyo económico para proyectos productivos, ya que la laguna de Mitla ha bajado mucho de nivel y no hay pesca. En Valle de Ocotito alumnos de 25 escuelas comisarios municipales, delegados y coordinadores de la UPOEG marcharon para exigir paz y seguridad en la entidad. Al término de ésta, los coordinadores de la UPOEG decidieron bloquear la autopista Del Sol a la altura de Chilpancingo, y la carretera federal Acapulco-México, entre Mohoneras y Ocotito, hasta que el gobierno del estado se reuniera con una comisión encabeza por Bruno Plácido. Alrededor de las 14:00 horas, Bruno Plácido, comisarios municipales, delegados y coordinadores de la UPOEG de la Costa Chica, La Montaña, Centro y Acapulco se trasladaron en caravana a Chilpancingo para reunirse en Casa Guerrero con el gobernador Ángel Aguirre y con el secretario General de Gobierno, Jesús Martínez, a fin de reanudar el diálogo. Sin embargo, Martínez Garnelo se excusó al argumentar que estaba en el puerto de Acapulco pero que se trasladaría a la capital para iniciar la charla. A las 17:00 horas terminaba la marcha por la paz en el Ocotito y los dirigentes de la Upoeg informaron del desaire de las autoridades en la capital por lo que decidieron trasladarse a la autopista para cerrarla. El bloqueo inició a las 18:00 horas, dejando varados a cientos de automovilistas. Media hora después Bruno Plácido les solicitó por teléfono que liberaran la autopista y se trasladaran a Chilpancingo para reforzar la petición de diálogo, pero los habitantes del valle no aceptaron En el bloqueo en la carretera federal permanecieron maestros y estudiantes de educación básica, desde kínder hasta  bachillerato, y en la Autopista del Sol, padres de familia y pobladores de pueblos aledaños del Valle de Ocotito, ningún miembro de la policía comunitaria. Alrededor de las 19:00 horas los habitantes del Valle de Ocotito liberaron la autopista y se instaló una mesa de diálogo entre la dirigencia de la UPOEG y el gobierno del estado en Chilpancingo, cuyo resultado no se había dado a conocer hasta el cierre de esta edición.

Comentarios