Separan de su cargo a doctora del IMSS por paciente que dio a luz en un auto

sábado, 8 de febrero de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Mientras se realizan las investigaciones correspondientes, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) decidió separar temporalmente de su cargo a la doctora responsable de dar atención médica a la joven de 16 años que dio a luz a su hija en el estacionamiento de urgencias del Hospital General de Zona número 2 de Salina Cruz, Oaxaca. En un comunicado, la institución lamentó los hechos y anunció que se determinó separar de su cargo a la doctora mientras se concluye la investigación y se haga deslinde de responsabilidades. El IMSS indicó que la recién nacida y su madre están en perfectas condiciones de salud y se les reiteró el absoluto e irrestricto apoyo institucional para acompañarlas en este proceso, así como de mantener una estrecha comunicación con sus familiares para resolver cualquier duda o inconformidad adicional que pudieran tener. “El IMSS realizará una revisión exhaustiva del cumplimiento de sus protocolos médicos relacionados con la maternidad y los procesos de parto y tomará todas las acciones necesarias para evitar que este tipo de sucesos se repitan en alguno de sus centros de salud”. Dio a conocer además que autoridades del instituto se trasladaron esta mañana a Salinas Cruz para valorar la situación de primera mano además de entrevistarse con la paciente y su familia. También sostuvieron una reunión con el cuerpo de gobierno del hospital para conocer los pormenores médicos. “Mi hija pudo morir”, manifestó enojada Liliana Ramírez, madre de la menor que parió en el interior de un automóvil, justo a la entrada de urgencias del hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el puerto de Salina Cruz. De acuerdo con la madre de la joven de 16 años, ésta dio a luz en ese lugar porque la doctora Angélica Antonio Méndez le aseguró que aún faltaba mucho para que naciera el bebé y le pidió que se llevara a su hija a su casa. “La doctora con enojo y con coraje me dijo que parecía que no había sido madre, porque los síntomas que presentaba mi hija no eran para dar a luz, sino que ella necesitaba ver mucha sangre y así darle la atención medica”, relató la indignada madre. Al ver que la joven se quejaba de los dolores decidió volver a su casa, pero en el trayecto aquella le dijo que el bebé ya estaba naciendo y ya se miraba la cabeza del recién nacido, por lo que de inmediato regresaron al nosocomio. “Al llegar al hospital la doctora todavía en su afán de burla me regañó, que por qué toqué la placenta, y yo con coraje le respondí: ‘mi hija pudo morir por culpa de su mal trato’, por lo que ahora solo pido justicia ante las malas acciones del personal de esta clínica para con mi hija”, se quejó.

Comentarios