Siguen las negligencias: Menor aborta en los baños de un hospital público

lunes, 10 de marzo de 2014
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Amy Jazmín Martínez Torres, de 17 años, abortó en baños del Hospital de la Mujer luego de negársele atención médica. A la menor, primero se le había negado el servicio en el Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco (ISSET). Este es el segundo caso de negligencia médica en menos de diez días en el Hospital de la Mujer, después que la también menor Carlota del Carmen Chablé Guzmán, de 15 años, diera a luz en la sala de urgencias. Amy Jazmín tenían 6 meses embarazo y de acuerdo a sus familiares, alrededor de las 17:00 horas de ayer domingo, acompañada de su esposo, llegó a la a la sala de urgencias, sin embargo, no fue atendida por ninguno de los dos encargados de admisión, pues mientras uno integraba el expediente médico de otra paciente, el otro solicitaba su pase de salida del turno. Entonces, la joven pidió a su esposo la llevara al baño donde abortó el producto de casi seis meses de gestación. De acuerdo a la testigo Rosa Isidro Marín, citada por el diario Tabasco Hoy, los guardias escucharon los gritos, entraron rápidamente al baño, pusieron sabanas en las puertas para que la gente no viera nada “y nos sacaron a todos e inmediatamente entraron doctores y enfermeras a ver lo que pasaba”, narró la mujer. Hace nueve días, la joven Carlota del Carmen Chablé Guzmán, dio a luz a su hijo varón en la sala de urgencias por desatención médica, lo que provocó el cese de la directora del Hospital de la Mujer, Yaneth Pérez y dos médicos más. Sobre el aborto de Amy Jazmín, el ISSET informó que Amy Jazmín acudió a las 15:55 horas del domingo al Centro de Especialidades Médicas del ISSET, Julián A. Manzur Ocaña, procedente de la ranchería Lomitas, municipio de Nacajuca. Acompañada de su esposo, la joven solicitó valoración ginecológica médica sin presentar identificación que la acreditara como derechohabiente del ISSET, sin embargo, la trabajadora social, María Isabel de Dios Pérez, la canalizó a Urgencias Obstétricas, a cargo del ginecólogo Arturo Lozano Álvarez, adscrito al área de fin de semana y días festivos. Al ser entrevistada, el doctor Lozano Álvarez informó a la paciente que había perdido su derechohabiencia por ser hija de trabajador y estar embarazada, por lo que no le realizó el interrogatorio ni la exploración física como marca la norma oficial, ni siguió el protocolo de Cero Rechazo adoptado por el ISSET. El doctor Lozano Álvarez, refiere el comunicado del ISSET, “indebidamente le indica” a Amy Jazmin que debe acudir al Hospital de la Mujer, puesto que es allá donde atienden a la población abierta, omitiendo a la vez informarle y consultarle al subdirector en turno, doctor Rafael Ruiz Guzmán, permitiendo el retiro de la paciente alrededor de las 16:10 horas. Esto, resalta el comunicado, aun cuando el personal del hospital sabe que todos los pacientes que acudan a solicitar valoración médica deben de ser atendidos, sin importar su derechohabiencia de acuerdo al ordenamiento de la Secretaría de Salud Federal, la cual viene aplicando el programa de urgencias Cero Rechazo en todos los hospitales del país. Motivo por el cual, señala el ISSET, en ningún momento le debió de haber negado la valoración médica a la joven Ami Jazmín. Por ello, ante la falta de responsabilidad, la Dirección General del ISSET determinó cesar de su cargo al ginecólogo Arturo Lozano Álvarez, encargado del área de Módulo Mater del servicio de urgencias, “por no otorgar la atención médica que le fue solicitada y tenía obligación de prestar”.

Comentarios