Exalcalde de Durango enfrentará en libertad proceso por fraude

martes, 11 de marzo de 2014
DURANGO, Dgo. (apro).- Un juez de control otorgó libertad bajo caución al exalcalde de esta ciudad, el priista Adán Soria Ramírez, luego de pasar casi 12 horas recluido en el Centro de Reinserción Social (Cereso) número 1, acusado de un presunto fraude por casi 300 millones de pesos en agravio de un grupo de constructores. El edil fue detenido la madrugada de este martes durante un operativo realizado en su residencia del fraccionamiento Colinas del Saltito, al poniente de la ciudad. El ingreso a las celdas de la cárcel estatal se registró a las 3:00 horas. Fue esta misma mañana cuando se programó la primera audiencia entre las partes involucradas, misma que inició a las 14:00 horas y concluyó casi una hora después. El juez determinó que, para seguir el proceso en libertad, el expresidente municipal debe depositar en el juzgado un monto de 2.5 millones de pesos, con los que se garantiza la reparación del daño en caso de ser declarado culpable. Además, el exdiputado local debe permanecer en la ciudad y acudir al juzgado cada que su responsable le realice algún llamado. Al tiempo que se desarrollaba la audiencia, la fiscal general del estado, Sonia Yadira de la Garza, encabezó una rueda de prensa en la que adelantó que hay más personas involucradas en el fraude del que se acusa a Soria Ramírez. Y adelantó que serán liberadas más órdenes de aprehensión, si bien evitó revelar el nombre del resto de los involucrados en el presunto delito. El próximo sábado, a las 9:00 horas, se realizará la segunda audiencia penal. El exalcalde fue acusado por el constructor Pedro Valencia, propietario de Visión y Proyecto S.A. de C.V. De acuerdo con la fiscal, esa empresa fue invitada a finales de diciembre de 2011 para realizar obras en varios municipios de Durango, entre ellas un puente de cuatro carrilles en el bulevar Francisco Villa, por un monto de 267 millones 557 mil 879 pesos. En aquella época el exalcalde pidió que se depositara el 1.1% del total de la obra para conseguir el fondo federal, es decir, 3 millones de pesos. Ese dinero quedó en una cuenta bancaria, pero nunca se cumplió el contrato ni existió el fondo de apoyo, lo que motivó la demanda contra Adán Soria Ramírez.