Pobladores de la Selva Lacandona denuncian que el gobierno les pretende arrebatar su tierra

martes, 11 de marzo de 2014
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis.-, (proceso.com.mx).- Pobladores interpelaron a trabajadores e integrantes de la Comunidad Lacandona por las acciones de brecheo (delimitación de territorio) y amojonamiento de la Reserva de la Biosfera de Montes Azules y la comunidad Selva Lacandona, debido a que con esta acción se les pretende arrebatar la tierra. El pasado 5 de marzo, alrededor de 180 integrantes de las comunidades Benito Juárez, Galilea, Pichucalco, Amador Hernández, Plan de Guadalupe, Guanal, Ranchería Aurora y Rancho Alegre detuvieron las acciones de brecheo y amojonamiento que se realizan en la zona por mandato de la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU). La SEDATU requiere de la delimitación de este territorio para terminar de legalizar el polígono de más unas 520 mil hectáreas a favor de la Comunidad Zona Lacandona. Esto implica quitarles los derechos a una docena de poblados que se encuentran en la región desde antes de la resolución presidencial de 1972. Por lo anterior, los habitantes de la región Amador Hernández, ubicada en la Selva Lacandona, manifestaron su oposición a la delimitación de la “brecha lacandona”. Explican en un comunicado público que la SEDATU, en colaboración con la Procuraduría Agraria, Registro Agrario, entre otras dependencias, han delimitado unos 26 mil metros en el brecheo y amojonamiento de los linderos. “Las comunidades Benito Juárez, Galilea, Pichucalco, Amador Hernández, Plan de Guadalupe, Guanal, Ranchería Aurora y Rancho Alegre realizamos una asamblea regional el día 7 de marzo del 2014 con el objetivo de informar la situación que se presentó con de la delimitación de la brecha lacandona. “Sabemos que las comunidades Calvario y San Caralampio, pertenecientes a la región Agua Azul, acordaron permitir el paso de la brecha por esa zona a finales del año pasado. En este contexto se han continuado los trabajos para implementar este acuerdo. Calvario es vecino de Plan de Guadalupe”. Explicaron que el 5 de marzo continuaron los trabajos en el mojonamiento de Plan de Gadalupe, mojón conocido como El Mirador. “Sin embargo queremos manifestar nuestra inconformidad porque no se avisó ni se consultó a Plan de Guadalupe de manera anticipada. Lo que generó una alerta en las comunidades de la región”. “En respuesta a esta acción acordamos la movilización de aproximadamente 180 personas, hasta el lugar de los trabajos, ese mismo día. Los hombres y mujeres de las comunidades que se movilizaron se manifestaron en contra de estos trabajos, sin generar ninguna agresión a las personas que ahí se encontraban. Se buscó hablar con las personas responsables de esto, sin embargo no hubo ninguna autoridad con la que pudiéramos hablar de estos hechos, por lo que decidimos regresar el día 6 de marzo”. En un pronunciamiento, los poblados de la región informaron de la decisión tomada en una asamblea regional, para “no permitir la delimitación de la brecha en nuestro territorio”, no agredir a las personas que realizan este trabajo ni enfrentarse con ellas, “nuestras manifestaciones son pacíficas y con respeto. De ninguna manera haremos uso de la violencia”, sostienen. Exigieron respeto por parte de las autoridades de la Comunidad Zona Lacandona a la defensa de su derecho a la tierra y el territorio que durante varias décadas han habitado.

Comentarios