Chocan maestros y policía de Baja California por homologación educativa

miércoles, 12 de marzo de 2014
MEXICALI, B.C. (apro).- Maestros de la corriente crítica del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) protestaron en el Poder Legislativo y en la sede del gobierno panista de Francisco Vega de Lamadrid por la aprobación en el Congreso estatal de las leyes secundarias de la reforma educativa. Con 17 votos de los legisladores del PRI, PAN, Panal y PVEM, se aprobaron en sesión extraordinaria y a puerta cerrada las leyes secundarias, decisión que provocó incluso una reyerta entre policías y maestros, quienes rompieron un vidrio del Congreso. En contra votaron legisladores del PT (Armando Reyes y Julio César Vázquez), PEBC (Francisco Barraza Chiquete) y Movimiento Ciudadano (Alcibiades García Lizaldi y Juan Manuel Molina), mientras que el del PRD (Roberto Dávalos) se abstuvo. Los diputados de Nueva Alianza que integran el Congreso estatal son Alberto Martínez Carrillo, secretario general de la Sección 37 del SNTE, e Irma Martínez, exdirigente de la Sección 2 que agrupa a los maestros federalizados. De hecho, el edificio del Congreso permaneció cerrado al público desde la mañana del martes ante el anuncio de protesta de los maestros, al darse a conocer una reunión de la Comisión de Puntos Legislativos y de la Coordinación de la Junta Política para agendar la aprobación de las leyes educativas secundarias. Los maestros del Movimiento Resistencia de la Sección 2 del SNTE pernoctaron en la Plaza de los Tres Poderes del Centro Cívico de Mexicali para ingresar al recinto parlamentario durante la sesión de este miércoles, pero se lo impidieron policías con equipo antimotines, lo que provocó el enfrentamiento que registró sólo daños materiales en las puertas de acceso del inmueble. Luego de la confrontación en el Congreso, los maestros se trasladaron al edificio de enfrente para manifestarse contra el gobierno estatal y exigirle a Vega de Lamadrid que los atienda y cumpla con su palabra de que “la gente manda”. En tanto, el Sindicato Estatal de Trabajadores de la Educación y el magisterio disidente del SNTE convocaron a un paro laboral en los planteles de educación básica de los cinco municipios de la entidad, en protesta por la aprobación de estas leyes y de la política educativa del presidente Enrique Peña Nieto. El sistema educativo estatal anunció que aplicará descuentos salariales y sanciones a los profesores y personal de apoyo que se ausenten de sus centros de trabajo.

Comentarios