Con Peña, se incrementan feminicidios en Nuevo León

lunes, 17 de marzo de 2014
MONTERREY, N.L., (apro).- En los primeros 15 meses del gobierno de Enrique Peña Nieto se han registrado más feminicidios en esta entidad que en el mismo periodo de los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón. Irma Alma Ochoa, directora de la asociación civil Arthemisas por la Equidad, sostiene que el discurso oficial presume que ahora hay paz y tranquilidad en el país, lo cual, dice, es falso a la luz del aumento de los homicidios de mujeres en esta entidad. Desde hace 14 años, las integrantes del organismo ciudadano llevan un reporte hemerográfico de los actos violentos en contra de las mujeres en territorio nuevoleonés. Desde entonces a la fecha registran 801 feminicidios. En el último año de gobierno de Ernesto Zedillo se cometieron 27 homicidios contra mujeres. Durante los seis años de Vicente Fox se reportaron 140 y en el gobierno calderonista la cifra se disparó a 516. En los primeros 15 meses de gobierno de Peña Nieto suman 118 feminicidios. Con base en tales datos, la activista hace un comparativo y asegura que con Fox se registraba el asesinato de una mujer cada 15.64 días, mientras que con Calderón descendió a 4.25 días. En cambio, con Peña Nieto se comete un feminicidio cada 3.74 días. En el caso de los gobiernos estatales, la gestión del priista Rodrigo Medina es la más cruenta para las mujeres. Según Arthemisas, en la administración de Fernando Canales Clariond se cometieron 61 feminicidios; en los diez meses de interinato de Fernando Elizondo, que terminó en octubre del 2003, se reportaron 20. Con Natividad González Parás, que sucedió a Elizondo, hubo 158, y en los más de cuatro años y cinco meses de Rodrigo medina van 562. Las violaciones también se han incrementado en los últimos años en la entidad, particularmente en el mandato de Medina. En 2008, el último año completo de González Parás, se registraron 329 violaciones; en 2009, la cifra creció a 309; en el 2010, 321; en 2011, 476; en 2012, 465; en 2013, 151, y hasta el mes de enero de este año van 34 ataques sexuales. Al analizar las cifras, Ochoa señala que la saña contra las mujeres persiste en el actual sexenio de Peña Nieto porque la violencia no ha terminado, a diferencia de lo que señalan las proclamas de los funcionarios, que dicen que la crisis de inseguridad ya pasó. “Ocurre esto con Peña Nieto porque, desde mi punto de vista, no se ha terminado la situación. Sentimos que estamos en una condición de mayor paz, pero ficticia. Ciertamente no escuchamos los balazos en la calle, pero no sabemos lo que pasa al interior de las casas. Y son más mujeres, identificadas, las que mueren en sus casas”, dice la vocera de las Arthemisas. Con Felipe Calderón, agrega, hubo un pico de violencia en el país por su decisión de enfrentar con el Ejército a la delincuencia organizada. “Es muy lógico para nosotros decir que esto sucede porque, paralelamente, Calderón nos llevó a todos al baile. Como dicen en las redes sociales, él puso las armas, pero nosotros pusimos nuestra sangre y nuestros muertos y muertas”, señala. En los próximos días, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, integrado por 42 organismos en México, y del que ella forma parte, enviará al presidente de la República una carta para pedirle que explique las omisiones en el nuevo Código Nacional de Procedimientos Penales que afectan a las mujeres. Además le preguntarán por qué en el documento publicado el pasado 5 de marzo, no fueron incluidos como delitos graves, la violación sexual, la violencia familiar, ni el feminicidio, indica la fundadora de Arthemisas.

Comentarios