Se suman custodios y agentes de tránsito a paro de policías en Tabasco

lunes, 17 de marzo de 2014
VILLAHERMOSA, Tab., (proceso.com.mx).- Policías estatales continúan en paro laboral en demanda de la renuncia del titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, Audomaro Martínez Zapata. A la protesta de los policías se sumaron custodios del Centro de Reinserción Social del Estado (Creset) y agentes de tránsito, por lo que suman más de mil 500 uniformados en paro. Ayer se produjo un enfrentamiento entre inconformes y mandos afines a Martínez Zapata, con un saldo de tres heridos. El secretario de Gobierno, César Raúl Ojeda Zubieta, informó que la principal demanda de los policías inconformes es la renuncia de Martínez Zapata porque “no quieren militares” en la SSP, lo que, advirtió, el gobierno del estado no está dispuesto aceptar. Martínez Zapata es general en retiro y fue jefe de seguridad de las dos campañas presidenciales de Andrés Manuel López Obrador. Ojeda Zubieta explicó que los policías exigen, además, duplicar el monto de la póliza del seguro de vida, aumento de salarios, mejor atención médica, créditos para viviendas, uniformes de buena calidad, reparación de patrullas en mal estado y la no aprobación del programa de retiro por condiciones físicas. El funcionario argumentó que hay muchos intereses en el paro laboral policiaco. La protesta policiaca inició desde la mañana de ayer domingo en la explanada y frente a las instalaciones de la SSP. El enfrentamiento ocurrió momentos después, cuando el general Audomaro y mandos de la SSP pretendieron dialogar con los inconformes y éstos golpearon al subdirector de la corporación, Antonio Zacarías Arias, el inspector Luis Mateo Díaz Hernández y coordinador de la zona 15, Enrique Domínguez Cupil, a quienes acusan de malos tratos. La primera reyerta policiaca ocurrió el pasado 2 de octubre, cuando más de 200 uniformados se manifestaron para exigir la renuncia del general Audomaro Martínez y agentes leales al militar los reprimieron con saldo de un herido y un detenido. Los inconformes exigían cumplimiento de una minuta firmada el 18 de septiembre con el gobierno del estado para mayores prestaciones económicas y laborales. En esa fecha iniciaron la primera protesta contra el titular de la SSP por carecer de una “estrategia” para combatir la delincuencia. En aquella protesta, los uniformados denunciaron que no se les habían otorgado los dos juegos de uniformes que cada año se les brindaban. Se quejaron que, desde el policía raso hasta el agente de primera, ganaban entre cuatro mil 400 y cuatro mil 900 pesos mensuales y que anteriormente cada año se les otorgaban dos incrementos salariales. El gobierno del estado atendió sus demandas y firmó una minuta en la que se comprometió revisar el tabulador salarial para 2014, analizar la posibilidad de aumentar de 200 a 400 pesos quincenales el apoyo para alimentos e incrementar el bono mensual para despensa, que en esa fecha era de 690 pesos. También créditos para viviendas del Infonavit, vía Instituto de Vivienda de Tabasco (Invitab) y otorgamiento de becas y útiles escolares para hijos de policías, entre otras prestaciones. En entrevista de radio, Ojeda Zubieta dijo esta mañana que desde anoche policías federales y elementos del Ejército contribuyen a la seguridad pública en esta capital por el paro y protesta policiaca.

Comentarios