Clausuran guardería donde falleció una bebé de 10 meses

miércoles, 19 de marzo de 2014
QUERÉTARO, Qro., (apro).- Autoridades estatales clausuraron la guardería “Niños amados, niños integrados”, donde el pasado 3 de marzo falleció una bebé de 10 meses de nacida, presuntamente de bronco aspiración, luego de haber tomado leche de un biberón. Después del fallecimiento de Ámbar Sofía, sus padres comenzaron una campaña en redes sociales para exigir el cierre del inmueble: denunciaron que éste no contaba con todos los servicios de calidad que ofertaba a los usuarios y que ellos se percataron “de la manera más horrible” del desempeño negligente que derivó en la muerte de su hija. Asimismo exigieron que se aplique la Ley general de prestación de servicios para la atención, cuidado y desarrollo integral infantil, misma que establece que son causas de suspensión temporal del servicio de una guardería el no contar con el personal competente y suficiente para brindar los servicios; el incumplimiento de los estándares mínimos de calidad y seguridad, el descuido por parte del personal que ponga en peligro la salud o integridad de niñas y niños, o la pérdida de la vida o existencia de lesiones graves de un menor dentro del centro de atención. A pesar de estar dentro de estas circunstancias previstas en la ley, la guardería NANI permaneció abierta hasta el día de ayer, cuando se le colocaron los sellos de suspensión. Aunque la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) mantiene una investigación abierta por lo ocurrido, los padres de la bebé han señalado que ni las autoridades, ni los directivos o responsables de la guardería se han acercado a ellos. “No hemos tenido ningún acercamiento ni de las autoridades, ni de la guardería, como si no hubiera pasado nada”, dijeron a la agencia Quadratín de Querétaro. “Lo único que queremos es que se revise el caso, que si hay personas responsables, se hagan responsables, si existen más lugares así que prevenir que esto vuelva a ocurrirle a alguien… estoy segura de que si esta bebé hubiera sido de algún funcionario, de alguna persona importante, de algún político, esta guardería estaría cerrada”, señaló la mamá de Ámbar Sofía en esa entrevista. Dijo haber recibido informes del propio personal de la guardería en el sentido de que sí se contaba con una enfermera, pero ésta también tenía un grupo de menores a su cargo, además de que se carecía de unidad médica. También le hicieron saber que el personal “estaba saturado” y atendía a más niños de los que podía. Este miércoles, a través de las redes sociales, la madre de la bebé fallecida publicó la fotografía de la guardería ya clausurada, acompañada de estas palabras: “Gracias a todos por su apoyo y a las autoridades por realizar las inspecciones correspondientes este es un primer paso la salva guardar la integridad de los bebés que aún asistían ahí y que se haga justicia”.

Comentarios