Madrazo, sin calidad moral para opinar sobre Tabasco: Ojeda Zubieta

jueves, 20 de marzo de 2014
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- A cinco días de paro laboral, el gobierno de Arturo Núñez reafirmó su voluntad de llegar a un acuerdo con los policías inconformes, pero “sin chantajes”, y consideró que el exmandatario priista Roberto Madrazo no tiene “calidad moral” para opinar sobre la situación que se vive en el estado. El secretario de Gobierno, César Raúl Ojeda Zubieta, dijo que hay franca disposición para la conciliación y para llegar a un acuerdo sobre las demandas justas de los policías, “pero de ninguna manera estamos sujetos a chantajes o presiones”, advirtió. ”Deben recordar que son servidores públicos que tienen una función qué cumplir y hay leyes claras sobre sus responsabilidades”, manifestó. En relación con los comentarios de Roberto Madrazo sobre los problemas que existen en la entidad, Ojeda Zubieta lamentó que vengan de una persona “que no tiene ninguna calidad moral”. Recordó que parte del conflicto que se vive con los policías estatales se deriva del horario que les fijó Madrazo durante su gobierno (1995-2000), pues ante la rebelión y presión de los uniformados, les fijo horario de 24 horas de trabajo por 48 de descanso y ahora se pretende que sea 24 por 24, para armonizarlo con criterios nacionales, pero los policías lo rechazan. “Evidentemente no tiene calidad moral para opinar sobre un gobierno que está siendo transparente y está expuesto al escrutinio público. No es como antes, que se controlaba a como diera lugar las expresiones de esta naturaleza”, puntualizó. Y recomendó al exmandatario priista “mirar hacia atrás” cuando cuestione al gobierno perredista de Arturo Núñez. “Está demostrado que sus aventuras y pretensiones desmedidas para querer ser presidente de México, lastimaron mucho la economía de Tabasco y es parte de la crisis que se vive”, acusó. El Partido del Trabajo (PT), que en alianza con el PRD, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Movimiento Ciudadano llevaron al gobierno a Arturo Núñez, denunció que priistas inconformes, entre ellos el exgobernador Roberto Madrazo, pretenden crear un escenario de ingobernabilidad “y crear condiciones para la desestabilización social”. “El PT manifiesta su repudio total a la intromisión de estos supuestos ángeles que de pronto reaparecen en la escena pública, como el ex mandatario estatal, Roberto Madrazo, que pretende dar recomendaciones de cómo debe gobernar Arturo Núñez, cuando fue él quien dejó parte del problema que hoy aqueja a la Secretaria de Seguridad Pública”, expuso Martín Palacios Calderón, comisionado de ese partido en la entidad. Dijo que en el pasado gobiernos priistas no supieron resolver los problemas de seguridad pública y que solo dejaron ineficiencia, corrupción y “hermandad” en la corporación policiaca. La llamada “hermandad” policiaca se dio durante el gobierno de Manuel Andrade Díaz, sucesor de Madrazo, al descubrirse que mandos de la SSP, encabezados por su titular Juan Cano Torres, tenían presuntos vínculos con la delincuencia organizada. En marzo de 2007, tres meses después de concluir el gobierno de Andrade, Cano Torres y varios ex mandos de la SSP fueron detenidos, acusados de haber participado en el atentado en contra del general Francisco Fernández Solís, que 90 días atrás había asumido la titularidad de la SSP. La intención de la “hermandad” policiaca, se denunció, era perpetuarse en los mandos de la SSP para mantener el control, hacer negocios y enriquecerse. Al paso de los años, todos los exmandos de la SSP arrestados fueron dejados en libertad, con excepción de Cano Torres que aún sigue preso en el penal de Puente Grande, Jalisco. En tanto, los policías inconformes rechazaron que sus demandas salarias y laborales sean “un chantaje” y reiteraron al gobierno que mientras no se ponga “sobre la mesa” la renuncia del titular de la SSP, Audomaro Martínez Zapata, no habrá diálogo. Isabelino León Miranda, cabeza del movimiento, anunció que enviarán carta al presidente Enrique Peña Nieto para solicitar su apoyo en la solución del conflicto y pedir que ya no envíe elementos federales a Tabasco, por ser “un gasto innecesario”. La abogada María Teresa Jaber Pancardo, asesora de los policías, dijo que el problema ya salió del ámbito local y que solicitarán la presencia del Comisionado de Seguridad Nacional, Monte Alejandro Rubido García, para destrabar el conflicto. Mujeres policías y esposas de los agentes en paro, volvieron a marchar hasta el Congreso del Estado para insistir en la renuncia del general Martínez Zapata. Por su lado, el Consejo de Organizaciones No Gubernamentales (ONGS), entregó 50 cajas de medicamentos a los policías inconformes, debido a que no hay “ni un mejoral” en la clínica de la SSP, informó Sandra Bribiesca, presidenta del organismo. Otras organizaciones civiles y empresarios como Rosendo Contreras de Transporte “Rocco”, dotan a los inconformes de alimentos, agua, refrescos y pozol, la tradicional bebida tabasqueña de maíz y cacao. Hasta ahora, según datos de los policías, han recibido más de 80 kilogramos de pozol, 100 garrafones de agua, cuatro cerdos, un borrego y dos vacas que han destazado y cocinado en las instalaciones de la SSP, así como 100 kilos de arroz, 5 cajas de café, 25 costales de galletas y 5 kilogramos de limón. En tanto, policías federales, Ejército, Marina y ministeriales de la procuraduría de Justicia del Estado mantienen el control de la seguridad pública en esta capital y los ciudadanos se organizan para tráfico vehicular, ante la ausencia de los agentes de tránsito que se han unido a la protesta policiaca. Marinos resguardan el Centro de Reinserción Social (Creset) por los custodios que también se sumaron a los policías inconformes. En este marco, el gobernador Arturo Núñez y el subsecretario federal de la secretaría de Turismo, Francisco Mass Peña, inauguraron la feria anual del estado, en el Parque Tabasco, vigilado por fuerzas federales. El mandatario omitió comentar el conflicto que se vive en la SSP y remitió a que toda la información la brinda el secretario de Gobierno, César Raúl Ojeda. La diputada local perredista, Rosalinda López Hernández, rechazó la “militarización” de Villahermosa por estar, dijo, “en contra los principios y lucha de la izquierda”. Manifestó que tampoco hay que ver la presencia militar como acto intimidatorio, pero que no es función tener este tipo de tareas en la capital del estado.

Comentarios