Niegan atención a embarazada; denuncia su caso a la prensa y hospital la recibe

martes, 25 de marzo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Beatriz Paola de la Rosa Martínez, de 22 años, estuvo a punto de parir en la vía pública luego de que personal médico del Hospital Civil de Oaxaca se negó a atenderla bajo el argumento de que le faltaban horas para el alumbramiento. Sabedora de los anteriores casos ocurridos en esa entidad, la joven denunció su caso en la prensa y en las redes sociales y sólo así logró que la recibieran y atendieran. Según Hermes de la Rosa, hermano de la paciente, luego de hacer público el incidente personal del hospital la aceptó y le brindó la atención. En los últimos seis meses, al menos ocho mujeres han tenido que parir en la calle o fuera de los hospitales por falta de atención oportuna o simple y sencillamente porque el personal médico las regresa o las pone a caminar. El pasado 19 de marzo ocurrió el caso más reciente. Juana García Jiménez parió en la calle frente a la clínica de Ejutla de Crespo, en el Valle Central de Oaxaca, debido a que el lugar fue cerrado por falta de personal médico. Su esposo, Fidel Santos Méndez, de oficio carbonero, asistió el parto. Luego se trasladaron a una clínica particular para que recibieran atención médica, cuyo costo fue de dos mil 500 pesos. Frente a esa situación, el viernes 14 de marzo, el gobernador Gabino Cué Monteagudo anunció una inversión de 7.2 millones de pesos para habilitar 50 salas de parto y destacó la firma del Convenio para la Atención Integral en los Servicios Obstétricos con Cero Rechazo a mujeres embarazadas. Con ello dio respuesta a los cuestionamientos por la presunta negligencia de la que fueron víctimas ocho mujeres en la entidad.

Comentarios