Toman barzonistas nueve sedes de la CFE en Chihuahua

lunes, 31 de marzo de 2014
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- Alrededor de mil 400 productores agrícolas tomaron las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en nueve ciudades de Chihuahua, para exigir a las autoridades federales el reordenamiento del mercado agroalimentario. En Juárez, Villa Ahumada, Ascensión, Casas Grandes, Namiquipa, Cuauhtémoc, Chihuahua, Delicias y Jiménez se manifestaron contra el mercado desleal, al tiempo que otro grupo de campesinos tomó la caseta de Galeana, al noroeste del estado. “Es un llamado de atención al gobierno federal para que revise la situación del campo mexicano, en especial en Chihuahua. Presentaremos una agenda en el marco de la reforma de las leyes del campo”, explicó Martín Solís Bustamante, líder de El Barzón en la entidad. Solís anunció que la toma de la CFE es el inicio de una serie de movimientos y actividades que realizarán para obligar a las autoridades a que atiendan el campo porque, de no hacerlo, colapsará. El barzonista detalló que el problema con la CFE lo tienen desde hace 12 años por los altos cobros de energía eléctrica para la gente que utiliza pozos agrícolas. Sin embargo, la exigencia va más allá. Buscan el reordenamiento del mercado agroalimentario porque –dijo– no es posible que les paguen a muy bajo precio sus productos y el consumidor los adquiera a costos muy altos. “En el caso de la leche nos la pagan a 5.50 pesos a los productores y al consumidor llega a 14 pesos (el litro). En el caso del frijol nos lo pagan a 3 y 8 pesos y al mercado está llegando a 20 pesos”, se quejó. El caso más dramático, abundó Solís Bustamante, es el de la manzana que no puede ser comercializada por el productor pero al consumidor llega hasta en 24 y 30 pesos. El barzonista recordó que había un acuerdo con la CFE, que hicieron a través de diputados federales, para gestionar ante el director general y el secretario de Hacienda una solución integral al problema, pero no se ha avanzado. Reconoció que cesaron los cortes a los pozos, pero no han llegado a una solución integral y el problema es que ya inició el nuevo ciclo agrícola. Lo que temen, precisó, es que en el momento que comiencen a ocupar más agua o estén a mitad del ciclo, la CFE proceda en contra de ellos y se ponga en riesgo todo su patrimonio. Sobre la producción de manzana, dijo que aún quedan 200 mil toneladas sin comercializar que se encuentran en refrigeradores y sólo quedan 60 días para poderlas sacar. “Se tendrían que sacar 30 mil toneladas diarias, además la gente está descapitalizada, no ha podido sacar sus productos”, dijo. El gobierno estatal ha dicho que la culpa es de los productores porque abusaron de la especulación, pero Solís afirma que ahí falló la Secretaría de Economía. “La  producción de 2013 no es diferente a la de 2010, 2009, 2008, que fue por arriba de las 400 mil toneladas, miente el gobierno cuando dice que es una sobreproducción, es una producción normal de aquella zona productora de Chihuahua. “Si bien es cierto que el año 2012 hubo una caída por las heladas y sequía, la de 2013 no fue una producción récord, fue mayor en 2010”, sostuvo. A las autoridades de la Secretaría de Economía les recordó que el problema es de ellos, porque les corresponde la planeación agrícola y la producción está en manos del gobierno mexicano, así lo establece la Constitución Mexicana y el artículo 8 de la Ley de Desarrollo Sustentable, recordó. “Lo que dicen es un pretexto para no modificar el Tratado de Libre Comercio (TLC) y para lavarse las manos en un problema que afecta no sólo al sector, sino a empresarios y a la sociedad en general”, abundó. A la problemática del TLC, le agrega los altos costos del diesel, gasolina, gas y fertilizantes, que se agudizó –dijo– a partir de la reforma energética. La propuesta que hacen a las autoridades, además del reordenamiento del mercado agroalimentario, es hacer conciencia en el cuidado de los recursos naturales como el bosque y el agua, porque no basta con que adjudiquen concesiones forestales, mineras o de agua, sin que obliguen a los beneficiarios a cuidar  los recursos. Solís dijo que de 5.4 millones de unidades económicas rurales, sólo el 6% tiene acceso a créditos, y estos representan nada más el 1% de los créditos que otorga el gobierno, por lo que urgió a reconocer que la situación del campo es crítica. El barzonista adelantó que los días 5 y 6 de abril, realizarán un foro alimentario en esta ciudad, donde participarán productores de diferentes municipios, familias indígenas agrícolas, expertos y activistas en alimentación, entre otros. Asimismo, señaló que el próximo 10 de abril, tomarán los puentes internacionales de Tijuana y Chihuahua y que promoverán una buena alimentación en tianguis llamados “Mercado de la desigualdad” que colocarán en 10 capitales de diferentes estados. Los tianguis tienen como fin acercarse a los consumidores y en ellos contarán con el apoyo de nutriólogos, indígenas y productores que darán información a la ciudadanía sobre los perjuicios de consumir productos industrializados y los beneficios de los productos del campo.

Comentarios