Gobierno de Guanajuato ofrece disculpas públicas a "Lucero"

martes, 1 de abril de 2014
GUANAJUATO, Gto. (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación por las violaciones a los derechos de María de la Luz Salcedo Palacios, Lucero, cometidas por diversos funcionarios públicos, desde policías municipales hasta personal del Hospital General y la Procuraduría de Justicia del Estado. La recomendación incluyó la presentación de una disculpa pública a la joven por parte de los titulares de ambas dependencias. Este martes, Lucero recibió la excusa en voz del procurador Carlos Zamarripa Aguirre y del secretario de Salud Ignacio Ortiz Aldana, en un acto al que fueron convocados por el gobierno del estado algunos medios de comunicación. La disculpa pública se dio aun cuando la agraviada no había sido notificada formalmente por la CNDH sobre el contenido de la recomendación, misma que emitió cuatro meses después de que atrajo la queja iniciada en la Procuraduría Estatal de los Derechos Humanos. El 12 de septiembre de 2013 Lucero fue brutalmente golpeada por Miguel Ángel Jasso Manríquez, de oficio taxista, cuando se negó a tener relaciones sexuales con él. Ante el hecho, el Ministerio Público sólo presentó imputaciones por lesiones y abusos erótico-sexuales perpetrados por el agresor. Ninguno de esos delitos está tipificado como grave en el Código Penal del estado, ya que se castigan con una pena no mayor a los cuatro años de prisión. La juez Paulina Iraís Medina rechazó dictarle la prisión preventiva solicitada por la víctima, al considerar que ésta “no corre ningún peligro”. El hombre salió libre bajo fianza. A mediados de octubre, la defensa de la joven presentó una demanda de amparo para incluir los delitos de tentativa de violación y lesiones graves. El amparo le fue concedido, pero como el agresor no se presentó a la audiencia donde se le dictaría prisión, fue declarado prófugo de la justicia. El domingo 30 de marzo de 2014, fue detenido en el Distrito Federal. Luego de un proceso lleno de irregularidades, la joven interpuso una queja en la CNDH. Entre las omisiones, el organismo señaló que inicialmente no se le recibió la denuncia a la víctima por la agresión ni se agotaron las diligencias al iniciar la investigación; tampoco se tomaron medidas en el Hospital General para atenderla por las lesiones que tenían, en virtud de que en la misma sala era atendido su agresor, quien sufrió un accidente automovilístico al huir del lugar de los hechos. Personal de la Procuraduría de Justicia del estado informó hoy a la joven que había “instrucciones” del gobernador Miguel Márquez Márquez de acatar de inmediato y en todos sus términos la recomendación de la CNDH. “Refrendo mi más contundente condena a los hechos de los que fue víctima. Soy el primer interesado en que se haga justicia en el caso”, puntualizó el procurador de Justicia. El funcionario también puso a disposición de la víctima los servicios de la institución en la forma en que pueda ser apoyada, como parte de los puntos contenidos en la recomendación que recibió el gobierno estatal. Al salir del evento, María de la Luz Salcedo declaró que espera que estas autoridades nunca tengan que volver a pedir disculpas a nadie, sino “que hagan su trabajo”. Agregó que estas disculpas públicas no eran para ella, sino “para toda la población, las mujeres víctimas de violencia que deben ser atendidas”. Los abogados de la Clínica de interés público del CIDE, que defienden legalmente a Lucero, se dijeron sorprendidos por la actuación de la CNDH en este caso, puesto que “en ningún momento se le preguntó a la víctima qué necesitaba y qué requería ella para que le fuera reparado el daño que se le causó”.  

Comentarios