La CNDH investiga la "desaparición" del cadáver de un bebé en Nuevo León

lunes, 14 de abril de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició una investigación de oficio por presuntas violaciones de derechos humanos contra una familia que reclama el cadáver de un bebé no nato, en Cadereyta, Nuevo León. Con base en información publicada en medios locales, la CNDH informó que el pasado domingo 6 de abril, llegó al hospital de Petróleos Mexicanos (Pemex), una mujer embarazada quien había sufrido un accidente automovilístico. A consecuencia del accidente la mujer falleció y al parecer, al practicarle una cesárea el producto de siete meses que llevaba en el vientre, también perdió la vida. Al día siguiente familiares de las víctimas reclamaron los cuerpos en el Servicio Médico Forense (Semefo) ubicado en el Hospital Universitario, pero sólo les entregaron el de la mujer, no el del bebé y cuando lo reclamaron les informaron que del Hospital de Pemex únicamente les había mandado los restos de la madre. Por ello la CNDH inició una investigación dirigida al hospital de Pemex y al Semefo. Envió visitadores adjuntos a Cadereyta para recabar evidencias en ambas instancias que permitan acreditar los agravios manifestados por la familia que desea confirmar la muerte del bebé y darle sepultura. Una vez que los visitadores se entrevisten con los familiares, solicitarán los informes correspondientes a las autoridades involucradas y cuando el organismo agote la investigación, realice un análisis y valore las evidencias, “emitirá la determinación que conforme a derecho corresponda”.

Comentarios