Banda de menores plagiarios enganchaba a víctimas con falso perfil de Facebook

miércoles, 2 de abril de 2014
CIUDAD DEL CARMEN, Camp. (apro).- Policías ministeriales adscritos a la Unidad Especializada en Combate al Delito de Secuestro (UECS) capturaron a una banda criminal dedicada al plagio y la extorsión, cuyos miembros, incluido el líder, son menores. Para enganchar a sus víctimas, la banda que, al parecer comandaba un joven de 17 años apodado El Sabancuy, creó un perfil falso en la red social Facebook a nombre de “Sandra Herrera”. El procurador de Justicia, Arturo José Ambrosio Herrera, confirmó que fueron cinco los detenidos, cuyas edades están entre los 14 y 17 años. Todos fueron remitidos al Juzgado de Justicia para Adolescentes en el Centro de Internamiento de Adolescentes, Kila- Lerma, por el delito de privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro, con la agravante de extorsión. Esta tarde el grupo rendía su declaración. La captura de los plagiarios se dio luego de que el pasado 30 de marzo secuestraron a Hans Zavala Damián, un trabajador petrolero de 26 años, cuando acudió a un supuesto encuentro con “Sandra Herrera”. La cita fue a las 16:30 horas en la calle San Miguel Sur, del fraccionamiento San Miguel. El hombre llegó a bordo de su automóvil tipo Golf, pero vía celular la supuesta mujer le pidió que fuera a un lugar solitario. Y lo hizo. Mientras esperaba a que ésta llegara fue sorprendido por cinco sujetos con los rostros cubiertos con pasamontañas que llevaban desarmadores y botellas, con una de las cuales le golpearon la cabeza. Lo pasaron al asiento trasero y mientras que uno de ellos tomó el control del vehículo, los otros lo sedaron con cloroformo de elaboración casera. En un momento, la víctima divisó una patrulla de la Policía Estatal e intentó salir del auto, pero sus captores se lo impidieron. Incluso, uno le mordió el brazo. Con múltiples golpes, Hans Zavala Damián fue trasladado a un cajero automático. Los captores lo obligaron a retirar dinero pero su cuenta estaba vacía. Entonces le quitaron su cartera y lo llevaron al motel Marítimo, donde permanecieron un par de horas. Como los adolescentes no lograron obtener dinero, la madrugada del domingo 31 soltaron a Zavala Damián, pero le advirtieron que lo contactarían más tarde para darle indicaciones de dónde y cómo pagarles 200 mil pesos. Asimismo, lo despojaron de sus teléfonos celulares, un iPhone y un Blackberry, además de un reloj Armani. Cuando estaba libre, la víctima denunció el hecho a las autoridades, lo que originó la activación de la Unidad Antisecuestro y la Policía Ministerial Investigadora. Mientras hacía la denuncia, el agraviado recibió un mensaje y una llamada telefónica de uno de los secuestradores –identificado como JLTC por sus iniciales–, quien le pidió llevar los 200 mil pesos a un paso peatonal ubicado atrás del palacio municipal, a la altura del asta bandera. De inmediato, se implementó un operativo con personal de la Policía Ministerial Investigadora, bajo la supervisión del Ministerio Público adscrito a la UECS, que acudió junto con la víctima a la dirección citada. Ahí se logró la detención del menor apodado El Sabancuy, de 17 años. Según el procurador Ambrosio Herrera, al enterarse de la situación, los padres de los menores personalmente llevaron a sus hijos ante la autoridad y entregaron los pasamontañas y objetos que utilizaron para someter a la víctima. El funcionario agradeció el hecho y dijo que no se trata de criminalizar a los adolescentes, sino de rehabilitarlos para que no vuelvan a delinquir. Los jóvenes fueron identificados por sus iniciales como VMLM, de 14 años; KCMO, FJMP y OSF, de 16 años y JLTC, El Sabancuy. Cuatro de ellos manifestaron que JLTC dijo que tenía familia en Tamaulipas dedicada a la extorsión telefónica y les propuso hacer lo mismo. Según su declaración, les explicó que esa actividad debía ser constante para reunir dinero, por lo que crearon la cuenta de Facebook con el fin de lograr su objetivo.

Comentarios