Huyó para ocultar embarazo joven triqui desaparecida

lunes, 21 de abril de 2014
OAXACA, Oax. (apro).- En noviembre de 2013, la indígena triqui Belem Ortiz Ramírez, quien en aquel entonces tenía 19 años, fue reportada como desaparecida por sus familiares, igual que seis años atrás había ocurrido con sus hermanas Virginia y Daniela. Desde entonces agentes de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) iniciaron su búsqueda. Luego de cinco meses, dieron con Belem en un albergue que atiende a mujeres embarazadas, ubicado en el Estado de México. Según la versión de la policía, la indígena triqui huyó de su comunidad para ocultar su segundo embarazo y dar en adopción a su bebé. El grupo especial de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) ubicó a Ortiz Ramírez en un albergue de la fundación Vifac, ubicado en Circuito Educadores número 63 en Ciudad Satélite, Naucalpan, Estado de México. Se trata de una asociación civil que se opone al aborto y tiene presencia en todo el país. Ahí, las jóvenes reciben gratis techo, comida, atención médica y psicológica y capacitación laboral durante su embarazo; una vez que nacen los bebés son dados en adopción. Al momento de ser hallada, Belem Ortiz manifestó que se encontraba en ese lugar por su voluntad, sin ninguna presión o coacción. Dijo que ingresó porque estaba embarazada y sus padres y ella trataban de ocultarlo. Belem declaró que su hijo nació el pasado 9 de abril y que ya fue adoptado. Las autoridades informaron que la joven indígena triqui fue trasladada por personal de la Procuraduría de Justicia de Oaxaca a su lugar de origen, mientras que continúan las investigaciones para localizar al recién nacido. El 29 de noviembre de 2013, Antonia Ramírez denunció que su hija Belem Ortiz, de 19 años, salió de su domicilio en la comunidad El Rastrojo, Copala, para dirigirse a Santiago Juxtlahuaca, municipio de la región mixteca, con el fin de realizar un trámite ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (I(MSS). Sin embargo, ya no regresó. El 11 de diciembre siguiente, la Procuraduría de Justicia estatal emitió la alerta Amber con la que se inició la búsqueda de la joven. También se interpuso una queja en la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca para que se investigara el paradero de la joven triqui. Virginia y Daniela Ortiz Ramírez, hermanas de Belem, desaparecieron el 7 de julio de 2007 en San Juan Copala y a la fecha no han regresado. La primera tenía 20 años al momento de irse; era maestra de educación primaria bilingüe; Daniela, de 14 años, era estudiante. El 13 de julio siguiente su madre denunció ante el Ministerio Público de Putla Villa de Guerrero la desaparición de sus hijas. Entonces se abrió la averiguación previa número 187/2007 por el delito de Privación Ilegal de la Libertad. Antonia Ramírez dijo que Belem debe volver a su casa pues dejó a su otro hijo de tres años, y agregó: “Tiene que regresar porque las otras no han regresado”.

Comentarios