Zafarrancho en visita de Peña: sillazos, golpes y toletazos entre policías y maestros en Veracruz

lunes, 21 de abril de 2014
XALAPA, Ver. (apro).- Integrantes del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMPV) y opositores a la homologación de la reforma educativa protagonizaron un zafarrancho con elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, en las inmediaciones donde el presidente Enrique Peña Nieto presidió los actos conmemorativos del primer centenario de la gesta heroica del 21 de abril de 1914. Los uniformados arremetieron contra los manifestantes para evitar que éstos se acercaran a la plaza del malecón, donde se llevó a cabo la ceremonia a la que asistieron el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el titular de la Marina Armada de México, Vidal Soberón Sáenz, y el gobernador Javier Duarte, entre otros invitados especiales. Un grupo especial de granaderos y antimotines de la SSP cerró las calles de Zaragoza, Lerdo y Landero y Coss, así como otras avenidas que conducen al paseo del malecón, ubicado frente al recinto portuario para evitar la llegada de los docentes. Horas antes de que Peña Nieto exaltara el heroísmo de los cadetes de la Escuela Naval Militar y el Colegio Naval, quienes hace un siglo defendieron el puerto de Veracruz ante la invasión estadunidense, los maestros sostuvieron choques con los uniformados en los que se lanzaron sillas e intercambiaron golpes y toletazos. Poco antes, un centenar de docentes se concentró en el parque Zamora para organizar una marcha hacia el centro histórico del puerto de Veracruz, y de ahí partir al evento que encabezaría Peña Nieto, sin embargo, dos calles antes fueron replegados por fuerzas policiacas. En respuesta, los integrantes del MMPV lanzaron sillas y mesas de plástico, mobiliario que tomaron de restaurantes y bares de Los Portales –sitio turístico ubicado a un costado del palacio municipal–; además, detonaron dos petardos caseros, acción que hizo reaccionar de forma violenta a los antimotines. La zacapela entre maestros y policías obligó a que varios parroquianos que querían presenciar el desfile conmemorativo se retiraran del punto de conflicto por temor a detenciones arbitrarias de la SSP. En los alrededores, elementos del Estado Mayor Presidencial (EMP), Ejército y Marina desplegaron un fuerte dispositivo de seguridad para evitar que inconformes ingresaran al evento. Conforme se acercó el momento del arribo de Peña Nieto, los manifestantes fueron replegados a la avenida 16 de septiembre, cerca del hotel Diligencias; ahí, lejos de la vista del Ejecutivo federal priista, fuerzas policías estatales y federales contuvieron a los maestros, quienes comenzaron a lanzar consignas en contra de la reforma educativa y el gobierno de Duarte. “Somos docentes, no delincuentes” y “Ni un voto más al PRI”, coreó el grupo magisterial. En las afueras de la ciudad, marinos y elementos de la Armada, así como de la Dirección de Tránsito y Vialidad y de la SSP, retuvieron cinco autobuses que transportaban a profesores que se sumarían a las protestas en contra del gobierno de Peña Nieto. El hecho se registró a la entrada a Paso del Toro, a sólo 25 kilómetros del puerto de Veracruz. Ya en el acto protocolario, Peña Nieto tomó la protesta a 204 cadetes del Colegio Naval-Militar y entregó de forma simbólica los espadachines correspondientes a algunos alumnos egresados. Posteriormente, sostuvo que el honor de los jóvenes cadetes ha inspirado a los mexicanos a salir delante de los obstáculos y adversidades, además de que señaló que la edad no es obstáculo para “proteger a la patria de sus enemigos”. Peña Nieto hizo énfasis en su respaldo a las instituciones del gabinete de seguridad, entre ellas Policía Federal, Ejército Mexicano, y en especial a la Secretaría de Marina-Armada de México. “No hay esfuerzo menor en la obra colectiva llamada México. Somos un país de instituciones que siempre están listas para proteger y defender a la sociedad; como presidente de la República me enorgullece ser el comandante supremo de instituciones leales, íntegras y profesionales”, apuntó. El gobernador Duarte recordó las cuatro defensas del pueblo de Veracruz en contra de la invasión francesa, las dos invasiones estadunidenses y la liberación del castillo de San Juan de Ulúa, que se considero el último reducto de la corona española. Enseguida, Duarte de Ochoa llenó de elogios al titular del Ejecutivo federal. “Señor presidente Enrique Peña Nieto, Veracruz es y seguirá siendo tierra de compromiso y lealtad. Veracruz está con usted para salir adelante, como ha quedado inscrito en el primer ayuntamiento de América: ‘Veracruz, centinela sin relevo de la patria’”.  

Comentarios