Avanza solicitud para alerta de violencia de género en Guanajuato

martes, 29 de abril de 2014
GUANAJUATO, Gto. (apro).- La solicitud para declarar una alerta de violencia de género en Guanajuato no debe ser vista “como un castigo”, sino como la oportunidad de que el gobierno reciba recomendaciones de un grupo de expertos para combatir o frenar los feminicidios que se están registrando, dijo aquí la titular del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Lorena Cruz Sánchez. La reforma que se hizo al reglamento de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, provocó que la investigación sobre la procedencia o no de la declaratoria ya no se politizará al quedar en manos de un grupo de especialistas y expertos, varios de éstos de la academia, recordó. Con esta reforma se comenzó a trabajar en el estudio de la solicitud de declaratoria presentada por el Centro Las Libres de Guanajuato ante el registro de 73 feminicidios cometidos en el 2013 en el estado. El grupo de expertos sesionará este miércoles y después se instalará en la entidad para revisar la situación de feminicidios y violencia contra las mujeres, dijo la titular de Inmujeres. “Esta es una gran oportunidad para erradicar la violencia hacia las mujeres y es la primera investigación con la reforma”, añadió. Cruz Sánchez dijo reconocer el trabajo articulado del gobierno estatal en la materia, pero evadió referirse a las recomendaciones que instancias como la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Procuraduría Estatal de Derechos Humanos emitieron al gobierno de Miguel Márquez, señalando omisiones y negligencia de numerosos funcionarios en la atención de denuncias por violencia, uno de los cuales terminó en el asesinato de una mujer el año pasado. En cambio, el mandatario estatal pidió que esta solicitud de Alerta de género se revise con un trabajo serio y profesional y advirtió que el tema “se ha politizado”. Acusó que detrás hay un sesgo ideológico-político, pero no detalló a quién iba dirigida su alusión. “Yo no voy a permitir que se diga que es un gobierno que no está haciendo el trabajo por las mujeres porque los hechos lo están diciendo, los resultados están avalando, no es un auto reconocimiento”, expuso Márquez. “Más allá de un posicionamiento ideológico, político (que desvirtúa) voy a defender lo que estamos haciendo… llegó el momento de alzar la voz, de todas aquellas mujeres que se han estado atendiendo, del trabajo de mucha gente que está de tras de ello… También hay que escuchar la voz de aquéllos que trabajamos a favor de las mujeres”, añadió. Lorena Cruz Sánchez estuvo en la entidad para entregar la certificación del Instituto Nacional de las Mujeres con el Modelo de Equidad de Género, MEG, cuya finalidad es enriquecer y mejorar las relaciones laborales de hombres y mujeres en equidad y eliminar las prácticas discriminatorias que se pueden dar al interior de dependencias y organismos de los tres poderes. Se trata de un modelo de gestión administrativa –al estilo del ISO 9000– que certifica la eliminación de patrones que ponen en desigualdad a hombres y mujeres en los procesos de selección de personal o en situaciones de acoso, sólo por citar algunos ejemplos. En el evento, el presidente del Supremo Tribunal, Miguel Valadez Reyes, habló sobre los patrones culturales arraigados, por los cuales los hombres “nos declaramos fervorosos admiradores de las mujeres y simultáneamente las hacemos objeto de violencia y vejaciones”. Calificó de muy grave que esos patrones prevalezcan en las instituciones y permitan la subordinación de las mujeres, colocándolas en un plano de inferioridad laboral.  

Comentarios