Deplora Morena "tibio" compromiso de Arturo Núñez contra energética

viernes, 4 de abril de 2014
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El Movimiento Regeneración Nacional (Morena) lamentó el “limitado compromiso” del gobernador Arturo Núñez de irse por otras vías y no encabezar “una petición directa y enérgica a la Federación para que a Tabasco se le dé lo que en justicia le corresponde” por la explotación petrolera. El presidente del Consejo Político Estatal de Morena, Octavio Romero Oropeza, dio a conocer esta noche la respuesta del mandatario estatal a la petición que le hicieron --el 31 de marzo anterior-- de encabezar en la entidad la lucha contra la reforma energética. En un comunicado dirigido al pueblo de México, Morena dice que “es un error” de Núñez Jiménez pensar que por la vía de la gestión “de Peña Nieto y Videgaray, que fueron quienes promovieron que se quitaran las participaciones por la explotación del petróleo a Tabasco, decidan ahora devolver a nuestro estado lo que por derecho le corresponde”. Además, precisa que la respuesta del gobernador fue recibida el miércoles 2, en la que manifiesta que está de acuerdo en que Tabasco no ha sido adecuadamente compensado fiscalmente en su condición de líder productor de hidrocarburos en el país. Esa situación, “que él ha hecho pública en múltiples ocasiones como imperativo para reducir dichas condiciones de inequidad”, se expresa el comunicado y se añade que también en el acuerdo político por Tabasco “se estableció plantear, ante los Poderes de la Unión y los organismos e instancias que resulten pertinentes dentro del Pacto Federal, un mejor trato en la relación con Petróleos Mexicanos”. Lo anterior, buscando nuevas fórmulas que incentiven el desarrollo, así como revisar las reglas de coordinación fiscal, “por lo que en esa tesitura nos reiteró su compromiso de continuar luchando, pero en el marco institucional del pacto federal para conseguir mejores condiciones en beneficio de nuestro estado”. Sin embargo, resalta Morena, “hemos visto transcurrir ya varios meses desde la firma del Pacto por Tabasco y no hay un sólo indicio que muestre la efectividad de dicha estrategia en esta materia, por lo cual no consideramos que ese sea el camino indicado”. Luego reitera al pueblo de Tabasco que no está de acuerdo con la reforma energética “que pretende entregar 50% de los hidrocarburos, que pertenecen a la nación, a empresas particulares principalmente extranjeras”. Y menos que a Tabasco “se le siga extrayendo de manera irracional sus hidrocarburos, contaminando su suelo, su agua, su aire, su fauna y flora”. También convoca a defender de manera pacífica, pero decidida, el futuro de Tabasco, “porque se trata del futuro de nuevas generaciones, porque las actuales nos encontramos ya en alto riesgo”, y anuncia que los próximos días dará a conocer “cuáles serán las primeras acciones que habremos de tomar para defendernos de este despojo promovido por funcionarios corruptos y empresas voraces”. Además, relata que el pasado 31 de marzo una comitiva designada por Andrés Manuel López Obrador el pasado 18 de marzo se reunió con el gobernador Arturo Núñez para entregarle un escrito y plantearle que Tabasco durante décadas ha sido el principal productor de petróleo y gas del país, y la Federación ha sostenido una relación inequitativa e injusta con los tabasqueños. Enseguida explica que, durante el encuentro, Morena argumentó que en los últimos años lejos de participarle a Tabasco una parte sustancial de la riqueza que produce, “se nos han recortado drásticamente las participaciones federales”. Peor aún, que en los años ochenta Tabasco, en su calidad de principal productor de hidrocarburos del país, llegó a recibir 8% del Fondo General de Participaciones Federales y, para el 2004, el porcentaje disminuyó a 5.6% hasta colocarse en la actualidad en tan sólo 3.2%. De tal suerte que de las 32 entidades federativas, 31 registran crecimiento real de ingresos del Fondo General de Participaciones, que van desde 14 hasta 40%, donde la menor es Campeche y la mayor el Estado de México; mientras que Tabasco no sólo no creció, sino que registró un decremento de 13%. “Esto significa una disminución en el presupuesto de por lo menos 8 mil millones de pesos cada año”. Además, enumera que la actividad petrolera en Tabasco en los últimos 30 años presenta un saldo negativo, hasta ser el estado más contaminado “y con la más alta incidencia de cáncer en el país, misma que está directamente vinculada a los múltiples accidentes y derrames petroleros, debido a que los metales pesados vienen aparejados con el petróleo y, al entrar en contacto con el suelo y el agua, afectan a plantas, animales y seres humanos”. Todas las actividades productivas que le daban sustentabilidad al estado, como la agricultura, ganadería, pesca, agroindustria y turismo, “se encuentran en quiebra”, no obstante que hace tres décadas “llegamos a ser los principales productores de carne, cacao, pimienta y copra. “Hoy Tabasco ocupa el último lugar en nivel educativo, una de las tasas más altas de desempleo del país y tristemente ocupamos el primer lugar en suicidios como consecuencia del alcoholismo, la pobreza, la falta de valores y la desesperanza”, destaca el documento de Morena. Y lamenta la paradoja de ser Tabasco “un estado extraordinariamente rico, habitado por un pueblo criminalmente empobrecido”. A esto, añade, hay que agregarle que como resultado de la reforma energética la Federación pretende duplicar la producción petrolera en Tabasco de 650 mil a un millón 300 mil barriles diarios de petróleo y gas, “lo que implicaría por lo menos duplicar el número de pozos hoy existentes en nuestro territorio con el consabido riesgo de más contaminación y más pobreza”. Por estas razones, subraya, se pidió al gobernador Arturo Núñez que demandara a la Federación un trato justo y equitativo para Tabasco, interponiendo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación una controversia constitucional solicitando que por cada barril de petróleo extraído, el estado obtuviera una cantidad de recursos económicos suficientes para, primero, revertir y prevenir la contaminación ambiental y, segundo, apoyar las actividades productivas para construir la infraestructura que dará sustento económico a las futuras generaciones del Tabasco sin petróleo. Con ello “se construirían universidades, habría becas para estudiantes, modernización de la red carretera; desazolve de ríos; reforestación del campos y programas sociales para adultos mayores, madres solteras, discapacitados y se frenaría “el grave desempleo que actualmente existe”. El documento resume que hubo coincidencia en el diagnóstico con gobernador Arturo Núñez, y que éste les ofreció “analizar posibles alternativas de solución”. Sin embargo, fue “limitado el compromiso” del mandatario estatal en su respuesta a Morena.

Comentarios