Magistrados del TSJ de Guerrero ganan más de 5 mdp al año; trabajadores, $5,600 mensuales

lunes, 7 de abril de 2014
CHILPANCINGO, Gro., (proceso.com.mx).- Más del 20 por ciento del presupuesto anual del Poder Judicial en Guerrero, que asciende a 551 millones 760 mil pesos, se destina al pago del salario de 20 magistrados que integran el pleno del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), denunciaron trabajadores que mantienen un paro de labores desde la semana pasada para exigir incremento salarial. Los inconformes criticaron que los magistrados argumenten que no hay capacidad presupuestaria para autorizar el 40 por ciento de incremento que demandan los paristas, mientras sus ingresos son millonarios. Por ello, a través de un comunicado, informaron que los magistrados se autorizaron para este año un sueldo de 5 millones 880 mil pesos y considerando que son 20 los que integran el pleno, el monto anual asciende a 117 millones 660 mil pesos. Esta cifra representa el 20 por ciento del presupuesto anual del TSJ y el salario de mil 500 trabajadores administrativos del Poder Judicial del estado, indicaron. El salario de un magistrado fue desglosado de la siguiente manera: 140 mil pesos de salario mensual más un bono de 200 mil pesos; 300 mil pesos por concepto de aguinaldo y dos bonos vacacionales que suman un millón 500 mil pesos. El salario de los magistrados fue calificado como insultante y contrasta con el sueldo de los trabajadores administrativos del TSJ, que asciende a 5 mil 600 pesos mensuales. Los trabajadores demandaron una distribución correcta del presupuesto del TSJ y consideran que si los magistrados se reducen el salario y desaparecen los millonarios bonos que se adjudican a discreción, entonces habrá recursos para otorgar el 40 por ciento de incremento salarial que demandan. Desde la semana pasada el Poder Judicial en la entidad se encuentra paralizado por los trabajadores, que exigen incremento salarial y respeto al servicio civil de carrera. También, demandan un seguro de vida por considerar que los trabajadores, desde jueces, mecanógrafas, secretarios de acuerdo, proyectistas y actuarios, laboran en una situación de alto riesgo ante el clima de inseguridad y violencia que persiste en la entidad, donde territorios completos son controlados por la delincuencia. El paro de labores cumple hoy ocho días y los integrantes del pleno del TSJ no ha podido destrabar el conflicto, a pesar de la presión que han ejercido en contra de los paristas, que son amenazados con ser cambiados de adscripción o sufrir despido.

Comentarios