Se deslinda Alí de la Torre de denuncias de corrupción en el DIF de Tabasco

lunes, 12 de mayo de 2014
VILLAHERMOSA, Tab. (proceso.com.mx).- El excandidato priista a la gubernatura, Jesús Alí de la Torre, se desmarcó de las denuncias de presunta corrupción en el DIF-Tabasco hechas por su excoordinador de campaña, Mario Llergo Latournerie, y atribuyó a motivos electorales la investigación en su contra del Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE) por los 460 millones de pesos que, como alcalde del municipio de Centro, solicitó en 2010. “Quiero aclarar que no estoy detrás de ninguna declaración, de ningún actor político. No estoy atrás de las declaraciones del señor Mario Llergo, él tiene sus propios dichos y sus propios argumentos, como yo tengo los míos”, sostuvo el ahora coordinador de Políticas Públicas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) del gobierno federal. Llergo Latournerie denunció desde marzo pasado que la empresa Empacadora Brissa, S.A de C.V., propiedad de Juan Antonio Herrero Pérez Rioja, concuño del director jurídico del DIF, Sergio Eduardo Pulido Pérez, ganó dos contratos por más de 20 millones de pesos para abastecimiento de alimentos a la institución, por la relación “afectiva” del funcionario con Munir Chalela, yerno del gobernador Arturo Núñez. Alí de la Torre dijo que no son tiempos de alentar consignas, rencores ni divisiones en Tabasco y reiteró su apoyo y solidaridad al gobernador Arturo Núñez, como lo ofreció, recordó, desde que el mandatario perredista asumió el cargo en enero de 2013. Sobre la investigación que realizará el OSFE a los 460 millones de pesos de crédito que, como alcalde de Centro ejerció en 2010, dijo que respeta esa decisión pero no está de acuerdo porque sus cuentas públicas fueron aprobadas. El jueves pasado la mayoría perredista del Congreso del Estado aprobó solicitar al OSFE indagar el destino de ese crédito, pues hay indicios que no se aplicaron correctamente, se cancelaron proyectos y quedaron obras inconclusas, como reveló un informe del actual gobierno municipal, dado a conocer el año pasado por el alcalde Humberto de los Santos Bertruy, un expriista postulado por el PRD, PT y Movimiento Ciudadano. “Respeto el punto de acuerdo del Congreso del Estado, pero no puedo estar de acuerdo con él. No quisiera yo pensar que se trata de una consigna política, de alentar la apertura de expedientes ya juzgados, mi cuenta pública fue aprobada por la anterior legislatura”, respondió Alí de la Torre. Enmarcó la reapertura de ese expediente, “en la ruta preelectoral” y agregó que las obras realizadas con el crédito “están a la vista de todos”, como drenaje, pavimentación,  ordenamiento y modernización del Centro Histórico de Villahermosa, así como “más de mil obras que hicimos durante nuestra gestión como presidente municipal”. “Nuevamente refrendo mi confianza en los órganos jurisdiccionales, a la ley”, manifestó y añadió que de sus  aspiraciones políticas “todo mundo sabe en Tabasco que aquí está mi plataforma social, mis amigos, mi corazón y mis sueños”. Alí de la Torre fue alcalde del municipio de Centro, cabecera de Villahermosa, de enero de 2010 hasta diciembre de 2011, fecha en que solicitó licencia definitiva para buscar la candidatura del PRI a la gubernatura, la cual logró pero perdió la elección constitucional de julio de 2012 ante el perredista Arturo Núñez Jiménez. El ahora funcionario federal reapareció públicamente en Tabasco ayer domingo en la toma de protesta del nuevo dirigente estatal de la CNOP, José Dolores Espinoza May.

Comentarios