Rubén Moreira se compromete a investigar espionaje en Coahuila

martes, 13 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).-  El gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, sostuvo una reunión con el alcalde de Saltillo, el panista Isidro López Villarreal, luego de que este último publicara en los principales diarios de circulación nacional un desplegado en el que pide la intervención presidencial para poner fin al espionaje político en esa entidad. En el encuentro, el mandatario estatal reprochó al presidente municipal su proceder cuando las puertas de su gobierno están abiertas, y se comprometió a investigar el origen de las supuestas actividades de espionaje. De lo que ambos dialogaron, el propio Moreira dio cuenta luego en conferencia de prensa. “Le reproché por qué tenemos que resolver las cosas o me tengo que enterar por desplegados; creo que políticamente eso no nos corresponde, creo que debería de ser en el clima de armonía y democracia que hemos armado… mi gobierno siempre va a trabajar con todos los alcaldes, de todos los partidos, como lo hemos hecho”. Añadió: “Creo que no tiene muy claro el señor alcalde qué requiere del gobierno del estado, pero si está en nuestras manos ayudarle, lo haremos”. Además, el gobernador coahuilense aclaró que no se coartará la libertad de expresión de ningún medio. “Eso no lo puedo hacer, ni puedo ni lo haría, eso no lo haremos; respetamos mucho al alcalde, estaremos siempre para ayudarle. Creemos, confiamos en nuestro alcalde, y creo que mi gobierno ha tratado de trabajar con él”. López Villarreal publicó ayer un desplegado dirigido al presidente Enrique Peña Nieto, en el que denuncia ser víctima de supuesto espionaje telefónico. El funcionario municipal refiere que “la situación que estamos viviendo los saltillenses nos lleva a solicitarle su intervención, de la manera más urgente porque en Saltillo se violan permanentemente los derechos humanos mediante el espionaje sistemático de conversaciones telefónicas, atropellando la privacidad y la intimidad. Las grabaciones son utilizadas en una campaña difamatoria a base de medias verdades y mentiras completas, en vísperas del proceso electoral local”. De acuerdo con el alcalde, la intervención de llamadas telefónicas y la intromisión a la privacidad e intimidad atenta contra la gobernabilidad, el estado democrático y de derecho, aunque en ninguna línea niega la veracidad de los videos y grabaciones telefónicas difundidas a través de redes sociales, que han puesto al descubierto la red de complicidades y el tráfico de influencias al interior del municipio de Saltillo.   “Yo quería llamar la atención de la instancia federal” En entrevista con el diario Vanguardia, López Villarreal admitió que ayer sostuvo una reunión con el gobernador Rubén Moreira Valdez, en la que, entre otras cuestiones, llegó al acuerdo de hablar este tipo de temas con el mandatario estatal antes de actuar. Este martes el alcalde admitió que quizá por su inexperiencia política ordenó publicar un desplegado, cuando pudo haber tratado la situación de otra manera. “Yo creo que estamos en la mejor disposición, quiero agradecerle al gobernador la apertura porque a final de cuentas yo creo que, un poco por la inexperiencia política, creo que debería de… ya lo había comentado con él y debería de haberle comentado desde antes, que a final de cuentas yo quería llamar la atención de la instancia federal, para que no fuera demasiado tarde el día de mañana”, explicó. Y justificó que por cuestiones de redacción, quizá no se explicó correctamente en tal desplegado dirigido a las autoridades federales y denunciando acciones de espionaje en su contra. “Sí quisiera dejar muy claro, dentro de este desplegado hay algo que se puede malinterpretar y yo creo que tiene razón el gobernador,  eso es algo muy importante, es lo que en algún momento dado yo traté de explicar ahí, porque a veces en cuestión de redacción y ese tipo de cosas no está tan fácil”. Aclaró: “Es de que si existe la posibilidad de que cualquier gobierno compre las grabaciones de espionaje y no se detiene a tiempo, entonces cualquier gobierno va a querer ir a comprarla, y a lo mejor se las van a facturar como ‘asesoría’, y entonces se pueden empezar a desviar recursos, yo no quise decir que fuera un gobierno en específico”. Aunque condenó enérgicamente el espionaje del que, dijo, han sido objeto él y sus funcionarios, Isidro López Villarreal consideró que el tesorero Adrián Ortiz sí se equivocó en algunas partes de la conversación con su hermano, pero lo exoneró de culpabilidad de algún delito. “Sí le contestó erróneamente, yo creo que está mal, yo ya hablé con el tesorero, está mal esa partecita…”, consideró el alcalde, “pero yo lo que veo en su manera de hacer las cosas es tratar de darle una solución en la presión que en algún momento dado se puede sentir de un pariente”, puntualizó en la entrevista con Vanguardia. En una grabación difundida en redes sociales se escucha al tesorero municipal Adrián Ortiz y a uno de sus hermanos, Víctor, constructor, hablando de la posibilidad de usar prestanombres para ejecutar proyectos de obra. Al respecto, López Villarreal sostuvo que las asignaciones de obra pueden revisarse porque el procedimiento es transparente y abierto y no se entregó ningún contrato a la familia del tesorero. “Yo creo es grave, yo creo que es un error de parte del contador Adrián Ortiz, pero punto.” dijo, “Lo más importante aquí es que es sangre, y está hiriendo al pueblo el espionaje”, concluyó.  

Comentarios