Mujer "levantada" en Zacatecas fue llevada a la PGR a declarar sobre hija desaparecida

viernes, 16 de mayo de 2014
ZACATECAS, Zac. (apro).- Familiares de Angélica María Robles López, madre de una joven desaparecida hace un año en esta capital, denunciaron que hace dos días la mujer fue levantada por sujetos armados afuera de su domicilio. Hoy se enteraron que los “captores” eran en realidad agentes federales. El procurador de justicia estatal, Arturo Nahle García, quien ayer informó que Robles López fue sacada de su casa por hombres armados, aclaró este viernes que se trató de una confusión, ya que los agentes federales sólo cumplimentaron una orden de presentación y la trasladaron al Distrito Federal para que declarara en la Procuraduría General de la República (PGR) sobre la desaparición de Karen Alejandra. La joven desapareció junto con una amiga en abril del año pasado, después de abordar un taxi. Desde entonces se ignora su paradero. Angélica María presentó una denuncia en la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE), pero los padres de la otra joven acudieron a la PGR para exigir una indagatoria sobre el caso, y cada una de esas instancias inició una investigación, explicó Nahle en entrevista telefónica con Apro. El procurador informó que la madre de Karen Alejandra, quien se desempeña como agente de la Dirección de Tránsito del estado, se encuentra en su casa y los familiares ya retiraron la denuncia que habían presentado por su supuesta desaparición. “Ella reconoció que le habían mandado varios citatorios de la PGR a los que no hizo caso, y pues entonces vinieron por ella para que declarara sobre el caso de la amiga de su hija”, agregó el funcionario estatal. La víspera, el propio Nahle mencionó la posibilidad de que los “captores” de Angélica –en su casa de Lomas del Lago– podrían haber sido los mismos que raptaron a Karen Alejandra. Hoy aseguró que “todo está bien con ella, no la levantó la delincuencia organizada”. Señaló que en la PGJE tienen la investigación de la desaparición de su hija, y admitió que no ha tenido mayores avances. El procurador refirió que la línea de investigación que se sigue en el caso de Karen Alejandra es la presunta relación con un comandante de Los Zetas que operaba en el municipio de Calera. “Las dos muchachas tenían contacto con un delincuente conocido como Comandante Flaco, que operaba en Calera… detectamos comunicaciones (de ambas) con él, aunque ya no está en la zona, ya no opera en el estado, según sabemos”, subrayó. Agregó: “Las muchachas tenían malas amistades, amistades no muy recomendables”. Angélica María, por su parte, también se vio envuelta en un conflicto al interior de la Dirección de Tránsito del Estado, luego de que junto con otros elementos denunció anomalías por parte del titular, Agustín Jaime Ortiz. El año pasado la mujer participó en la toma de las oficinas de la dependencia. Y en las redes sociales mantiene una intensa actividad para localizar a su hija.

Comentarios