Madre de menor hospitalizada acusa de negligencia al DIF Tabasco

miércoles, 21 de mayo de 2014
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- La indígena Flor de María Cruz, madre de la menor Mayra Pérez Cruz, presuntamente abusada por su “padrastro”, se quejó de discriminación y ataques en su contra por parte del personal del DIF que, dijo, busca a toda costa encarcelarla con acusaciones falsas. La mujer responsabilizó a las autoridades de esa institución de lo que ocurra a su hija, internada en un hospital de esta ciudad en estado grave, y pidió apoyo al gobernador Arturo Núñez para que se esclarezca el caso de la pequeña de 12 años. De acuerdo con la versión del gobierno estatal, el pasado 16 de abril personal del DIF “rescató” a Mayra del hogar materno. Señaló que la niña presentaba una severa infección en vías urinarias por el maltrato sexual al que fue sometida por su “padrastro”, Juan de la Cruz Torres, de 40 años –detenido y sujeto a proceso penal por el delito de pederastia–, con el conocimiento de su madre. En un primer momento la menor fue trasladada al Hospital de la Mujer y posteriormente al “Gustavo Rovirosa”, localizado en esta capital, donde ingresó con fiebre de 40 grados y un embarazo de 14 semanas, que fue interrumpido por los médicos debido a que el bebé no presentaba frecuencia cardiaca. Mayra llegó al nosocomio con falla orgánica múltiple de riñón, hígado y pulmones, además de anemia, faringitis e infecciones en las vías urinarias. Flor de María Cruz Álvarez rechaza la versión del gobierno del estado y asegura que le quieren fabricar delitos para encarcelarla por el grave estado de salud en que se encuentra su hija. Originaria de la comunidad Nuevo Francisco León, del municipio de Ocosingo, Chiapas, y con residencia actual en la colonia Las Margaritas, en la periferia de esta ciudad, relató que hace un año enviudó porque su esposo Pedro Cruz, de oficio albañil y padre de sus cinco hijos, se ahorcó, y desde entonces no tiene pareja. Entonces “no es posible que se diga que a Mayra la abusó su padrastro y que yo sabía o daba mi consentimiento. Yo sé que son inventos del DIF para echarme la culpa de lo que ellos están haciendo con mi hijita. Ellos me la quitaron porque la iban a cuidar y ya me la mataron”, dijo la mujer en una entrevista para el portal www.ladenunciaonline. La indígena zoque narró que el pasado 19 de marzo su hija Mayra le confesó que estaba embarazada de Juan de la Cruz Torres. Inmediatamente, dijo, ella denunció al sujeto ante el Centro de Atención a Menores Víctimas e Incapaces (CAMVI), dependiente de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ), por el delito de violación. No obstante, agregó, el hombre le había “lavado el cerebro” a su hija, quien le pidió que retirara la denuncia, pero Flor de María se negó a hacerlo. Inconforme, Mayra escapó de su casa y se fue al domicilio de Juan de la Cruz, a dos cuadras de distancia, hasta donde su madre fue a buscarla, pero no la encontró. Posteriormente, mientras ésta trabajaba en una casa particular, Mayra regresó y se llevó a su hermana Yesenia, de siete años. Ante esta nueva situación, la madre de las dos pequeñas regresó al CAMVI el 15 de abril. “Después de tantas súplicas” para dar con el paradero de sus hijas, finalmente le hicieron caso y Juan de la Cruz Torres fue detenido. “El DIF-Tabasco manipuló todo porque, en vez de investigar me quitó a mi hija, mi nieto está muerto y la niña se debate entre la vida y la muerte”, subrayó entre lágrimas. Lamentó que ahora se le investigue como presunta responsable de delitos que no ha cometido. Lo único que ha hecho, afirmó, es pedir informes por escrito de la situación en que su hija fue recibida en los hospitales de La Mujer y “Gustavo Rovirosa”. Flor de María dijo estar convencida de que hubo negligencia porque Mayra gozaba de buena salud. Sostuvo que la abogada del DIF “sólo fue a tirar” a su hija al Hospital de la Mujer, nunca volvió, no le responde sus llamadas telefónicas y le prohibió ver a Mayra. Sólo la tomó en cuenta para avisarle que su hija estaba ya internada y que tenía una pequeña fiebre e infección en la garganta, señaló. “Cuando la verdad es que mi hija me dijo llorando ese mismo día en la clínica que se había caído de una litera donde la obligaban a dormir pese a su embarazo, y que luego que se cayó nadie le quiso hacer caso a sus dolores”, expresó. Esa versión contrasta con la que dio la directora del Hospital de la Mujer, María Teresa Hernández Marín. Ella informó que Mayra fue sometida a exámenes de laboratorio y los resultados arrojaron una infección sanguínea severa y tiempos de coagulación alargados. Por ello, dijo, tras una rigurosa valoración médica y debido a su delicado estado de salud,  la menor fue trasladada al Hospital “Gustavo Rovirosa”. La directora de ese nosocomio, Bertha Celia Carrillo Pérez, reportó que Mayra fue ingresada al área de terapia intensiva y que aun con todo el apoyo de los médicos especialistas, medicamentos, estudios de laboratorio y de gabinete, no mostró signos de mejoría. El pasado domingo 11, apuntó, la paciente sufrió un paro cardiaco que respondió a los medios de reanimación, sin embargo, registró hemorragias múltiples de tejido cerebral. Desde entonces se encuentra en el servicio de terapia intensiva con mal pronóstico. El lunes 19 Flor de María se presentó a declarar ante la Agencia del Ministerio Público adscrita al CAMVI, como probable responsable de los hechos que se investigan en la averiguación previa AP-CAMVI-II-358/2014.

Comentarios