Busca procuraduría potosina a otros dos curas pederastas

jueves, 29 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de Justicia de San Luis Potosí tiene abiertas dos averiguaciones más en las que están involucrados los sacerdotes Noé Trujillo y Francisco Javier Castillo. Así lo dio a conocer el secretario general de Gobierno de esa entidad, Cándido Ochoa Rojas, quien detalló que en el caso particular de Trujillo, sacerdote de la iglesia de Nuestra Señora de la Soledad del municipio de Soledad de Graciano Sánchez, pesa una denuncia por estupro formulada por la madre de una menor de edad, a quien el religioso contactó a través de las redes sociales. Por su parte, el padre Castillo, quien oficiaba en la iglesia del Sagrado Corazón en la comunidad de Ojo Caliente, municipio de Santa María del Río, fue denunciado por abuso sexual contra una menor en 2012. El funcionario explicó que “seguramente hay una suspensión (de amparo) que nos impide, pero seguiremos de cerca los asuntos para ejecutar órdenes de aprehensión en tiempo”. Rechazó que en esos casos, como en el de Eduardo Córdova Bautista –quien ya fue suspendido de la Iglesia, pero se encuentra prófugo--, se actúe con lentitud. Detalló que se han integrado las averiguaciones correspondientes y se procede conforme a la ley. “En cuanto aparezcan (los sacerdotes), se les capturará, donde sea”, advirtió Cándido Ochoa. Ayer, Apro informó que “en un acto sin precedente, la Arquidiócesis de San Luis Potosí denunció penalmente a su sacerdote Eduardo Córdova por haber abusado sexualmente de un menor. La Arquidiócesis realizó esta denuncia de tipo civil luego de que el Vaticano sancionó canónicamente al padre Córdova, apartándolo del ejercicio sacerdotal. Esta es la primera vez que una diócesis mexicana denuncia ante las autoridades judiciales a uno de sus sacerdotes pederastas, sacando el caso del ámbito estrictamente eclesiástico.

Comentarios