Consignan a presuntos asesinos de periodista y policía en Oaxaca

miércoles, 7 de mayo de 2014
OAXACA, Oax. (apro).- A 10 meses del asesinato del periodista Christian Alberto López Bello y del policía municipal Arturo Alejandro Franco Rojas, fueron consignados cuatro presuntos homicidas pertenecientes a una “célula criminal delictiva”; cada uno podría alcanzar una pena acumulada de 205 años de prisión, confirmó la Procuraduría General de Justicia del estado. De acuerdo con la Averiguación previa 595 (SADAI) 2013, este miércoles se logró la consignación judicial de Gerardo García Flores o Gerardo García Sarmiento o Gerardo Garnica Flores o Gerardo Garnica Sarmiento; Aldo José Luis Tenorio Benítez; Rafael Martínez González o Eduardo Romero Vega y Julián Ramírez González, por el asesinato del reportero del diario El Imparcial y del empleado del gobierno municipal. La Procuraduría explicó que la averiguación previa fue consignada el pasado 23 de abril al juzgado Cuarto de lo Penal y que hoy se obtuvo la orden de aprehensión. Los detenidos por este doble homicidio pertenecen a una célula delictiva responsable de la ejecución de otras dos personas al interior del bar “La Casa del Mezcal” y de un secuestro en esta capital. El 17 de julio del 2013 fueron localizados sin vida y con huellas de tortura el periodista y el informante de la policía municipal en el paraje la “Humedad”, perteneciente a Pueblo Nuevo. Investigaciones de la Procuraduría establecieron que “los occisos fueron vistos por última vez ingiriendo bebidas embriagantes en el Bar ‘Cielito Lindo’, ubicado en la Calle José María Morelos 511,  donde se logró el aseguramiento de las dos motocicletas propiedad del periodista y del policía”. Un día antes, reveló la investigación, López Bello y su pareja convivieron en ese bar con Franco Rojas, otras dos mujeres y tres hombres más. En la madrugada del 17 se fueron a la casa de una de las mujeres; sin embargo, Cristian se enojó y se fue en su motocicleta; Alejandro corrió tras él. A las 03:07 horas se comunicaron con el grupo de amigos mediante un mensaje instantáneo de Whatsapp; les dijeron que estaba en el mismo bar. La Policía Estatal dejó a disposición de la SADAI, una camioneta en la cual fueron trasladados el reportero y el policía desde el bar hasta el lugar donde fueron hallados sus cuerpos.