Denuncian a director de primaria por abusar sexualmente de 12 alumnos

miércoles, 11 de junio de 2014
IRAPUATO, Gto. (apro).- A punto de concluir su ciclo de educación básica, un grupo de alumnos de sexto grado de la escuela “Alicia García Ramírez” de esta ciudad decidió revelar a sus padres la pesadilla que vivieron al ser víctimas de abusos sexuales por parte del director encargado, el profesor Alfonso Yáñez Serrano. El pasado jueves 5, un grupo de padres de familia y una docena de las víctimas –en su mayoría varones– acudieron ante el MP para interponer denuncias en contra de Yáñez Serrano. No obstante, la PGJ tiene conocimiento de que existen más víctimas que sufrieron los abusos sexuales desde que cursaban el tercer grado de primaria. En menos de dos meses, esta es la quinta denuncia conocida de manera pública que involucra a docentes o personal de centros escolares en la entidad por abusos sexuales contra alumnos. Los afectados –todos menores de 13 años, y uno de ellos alumno de cuarto grado– declararon que cuando cursaban el tercer año de primaria el profesor Alfonso Yáñez los obligaba a tocarle los genitales y hacía lo propio con cada uno de ellos, además de obligarlos a practicarle sexo oral en los sanitarios. El profesor era director encargado en esta escuela, pero también impartía clases en la primaria “Melchor Ocampo”. Una vez que fue presentada la denuncia, el MP dictó una orden de protección para los alumnos y notificó el caso a la Secretaría de Educación (SEG). En respuesta, la dependencia cesó de manera definitiva al directivo de sus labores docentes en ambos planteles, aseguró el delegado Juan Arenas Martínez. La cascada de testimonios inició con un alumno y su compañero, quienes decidieron contar lo que padecían a la madre de uno de ellos, y ésta de inmediato se reunió con otros padres de familia para informarles de la situación. Los padres se fueron enterando de otros casos y acudieron con una maestra, quien les dijo que si sus hijos ya estaban por terminar la primaria, mejor lo “dejaran así”. Sin embargo, los padres decidieron acudir al DIF, de donde los enviaron a la Procuraduría de Justicia para que denunciaran al directivo, quien al momento no ha sido detenido. “Le decía a los niños que le agarraran sus partes. Ellos nos dijeron que el maestro les hacía eso desde que iban en tercero, hasta ahorita que ya están en sexto, o sea que viene desde hace tres años. Mi hijo tenía 8 años”, narró entre sollozos la madre de una de las víctimas. La mujer dijo que no tenían idea de que el profesor estuviera cometiendo estos abusos con sus hijos. “Él aparentaba otra cosa”. Alfonso Yáñez amenazaba a los alumnos con expulsarlos del plantel si contaban a sus padres las agresiones sexuales de que eran objeto. Ahora los afectados exigen que se encarcele a Alfonso Yáñez, “porque él anda como si nada hubiera pasado”. Otro padre de familia precisó que fueron dos alumnos de sexto grado quienes “tuvieron el valor de denunciar” al agresor, por lo que ya son por lo menos 12 los menores que han reconocido haber sido víctimas del profesor Alfonso Yáñez. “Hasta el momento ya son 12 niños, todos declarando; (hay) dos niñas, pero los demás son varones, todos declaran lo mismo”, detalló. También protestó porque el docente no ha sido detenido por la PGJ: “Ya nos citaron con los psicólogos, nos canalizaron a la delegación de la SEG. Pero el profesor sigue libre porque nos dicen que tiene derecho a un amparo, a que un abogado lo defienda; creo que él debe estar tras las rejas. Nos dicen que ya está cesado, de hecho aquí desde el jueves pasado ya no vino, cuando se dio cuenta de que nos estábamos moviendo”. Delito no grave El subprocurador Joel Romo Lozano dio a conocer este día en rueda de prensa que la PGJ inició una carpeta de investigación en contra de Yáñez Serrano, quien hasta el jueves 5 fungía como director encargado de la primaria “Alicia García Ramírez”, localizada en la avenida Santa Mónica, de la colonia San Martín de Porres en Irapuato. El funcionario precisó que hasta este miércoles 11 se habían presentado denuncias por parte de una docena de víctimas. “Desde que se inició la investigación por esta denuncia se decretó una medida de protección hacia los menores de forma inmediata, la cual fue notificada a la SEG para efecto de que este profesor no estuviera cerca de los alumnos; en consecuencia, el maestro fue retirado de la escuela en forma inmediata”, aseguró el subprocurador. –¿Por qué no está detenido el maestro? –se preguntó al funcionario de la PGJ. “No hay flagrancia con motivo del delito, tenemos que investigar primero los hechos antes de acusar a alguien. Hay una denuncia de una conducta cometida anteriormente a la fecha de la denuncia, y no en flagrancia”, indicó Romo Lozano, quien aseguró que esta misma semana se estaría resolviendo sobre la posible orden de aprehensión, de acuerdo con los delitos que se vayan configurando. “Estamos en espera de los dictámenes psicológicos a todos los menores; los exámenes periciales a todos ellos y las declaraciones de cada uno”, justificó. Sin embargo, de tipificarse la acusación en contra del maestro como abusos erótico-sexuales, este delito no está calificado como grave en el Código Penal del estado, por lo que el directivo no necesariamente iría a la cárcel. Incluso, agregó Joel Romo, se tiene conocimiento de más víctimas, a cuyos padres se está acercando personal de la Procuraduría para verificar y, en su caso, recabar la denuncia correspondiente. “Sabemos que hay alrededor de otros cuatro; estamos en acercamiento con los padres de familia para darles la atención debida”, abundó. Por lo pronto, personal de la Secretaría de Educación está investigando si Alfonso Yáñez pudo haber cometido otros abusos de índole sexual con alumnos de la otra primaria donde impartía clases, la “Melchor Ocampo”, según informó la dependencia. El delegado Juan Arenas destacó el hecho de que “en sólo 48 horas” la SEG atendió la notificación de la PGJE y cesó definitivamente al profesor en los dos planteles de primaria. Asimismo, indicó que la supervisora de la zona, Juana Delgado, se quedó al frente de la primaria “Alicia García Ramírez”, y tiene la encomienda de recibir y canalizar todas las inquietudes o denuncias de los padres de familia, además de investigar y continuar con un proceso disciplinario contra personal de la escuela que hubiera omitido actuar en este caso. “Afortunadamente, por la iniciativa de los niños y el apoyo de los papás, este profesor ya fue cesado y no tendrá en este centro escolar niños a la mano para hacerles daño”, concluyó el delegado Arenas.