Atentan contra director jurídico del Colegio de Bachilleres de Tabasco

martes, 17 de junio de 2014
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Cuatro sujetos armados atentaron contra el director Jurídico del Colegio de Bachilleres de Tabasco (Cobatab), Carlos Alberto Pacheco Durán, quien resultó lesionado de una pierna. El funcionario relató que los hechos ocurrieron la noche del pasado viernes 13, y no descartó que se trate de una venganza por el encarcelamiento del exlíder del Sindicato Independiente del Colegio de Bachilleres (Sicobatab), José Ramón Díaz Uribe, acusado de enriquecimiento ilícito y operaciones con recursos de procedencia ilícita, entre otros delitos, en agravio del Cobatab. Pacheco Durán presentó una demanda penal ante la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE), donde se inició la averiguación previa DGI/221/2014 por el delito de homicidio en grado de tentativa, en contra de quien o quienes resulten responsables. Relató que el pasado viernes se encontraba en las oficinas del Cobatab, acompañado de sus abogados, cuando de repente escucharon al vigilante que les gritaba que corrieran porque cuatro personas armadas entraban al lugar, por lo que salieron huyendo, pero él resbaló y se lesionó la pierna izquierda. Todos lograron salvar la vida. Detalló que los cuatro sujetos arribaron al lugar alrededor de las 21:00 horas, a bordo de una camioneta Suzuki Grand Vitara roja, y posteriormente huyeron sin lograr su objetivo. Según el funcionario, ya había recibido amenazas a través de Facebook por el encarcelamiento de José Ramón Díaz Uribe, pero no pensó que llegaran a atentar contra su vida. Y manifestó que de manera particular no tiene nada en contra del exlíder sindical, pues solamente cumple con su trabajo, y demandó al gobierno del estado seguridad para él, su familia y sus abogados. José Ramón Díaz Uribe fue detenido en marzo pasado en el estado de Tlaxcala e ingresado al Centro de Reinserción Social (Creset) después de permanecer prófugo de la justicia durante un año. Al exdirigente del Sicobatab se le libró orden de aprehensión por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, peculado, ejercicio indebido del servicio público y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Al momento de su detención, Díaz Uribe portaba una credencial de elector falsa, con su fotografía y el nombre de Kevin Daniel. La demanda en su contra la presentó el director general del Cobatab, Jaime Mier y Terán, luego de que aquel pretendió paralizar la institución educativa para seguir conservando privilegios y corruptelas tras 17 años de cacicazgo en el Sicobatab. En su momento, Mier y Terán denunció que la reacción de José Ramón obedecía a que se le habían quitado los millonarios recursos que los gobiernos priistas entregaban ilegalmente al Sicobatab y con los que amasó enorme fortuna. Entre esos recursos, dijo, destacan 10 millones de pesos anuales para una supuesta caja de ahorro y 330 mil pesos mensuales “a la mano” para la “operatividad” del sindicato. Como pruebas, el director del Cobatab exhibió una lista de 16 millonarias propiedades, entre ranchos, terrenos y mansiones que aparecen en el Registro Público de la Propiedad a nombre de Díaz Uribe, así como de sus dos hijas, suegro, suegra, un hermano y cuñada, con usufructo vitalicio para él y su esposa Verónica Hernández Medina. De acuerdo con Mier y Terán, Díaz Uribe percibía un salario menor a los 50 mil pesos mensuales como líder del Sicobatab. En febrero del año pasado, durante un debate de radio cara a cara con Mier y Terán, el exlíder sindical no sólo no pudo rechazar las propiedades descubiertas, sino que además confesó que de los 330 mil pesos mensuales que el Cobatab le entregaba a la mano para la supuesta “operatividad” del sindicato, la mitad lo “repartía” con los anteriores directores y directoras de la institución educativa.