Ejidatarios de Holbox presentan una queja ante la CNDH

martes, 17 de junio de 2014
CANCÚN, Q. Roo., (proceso.com.mx).- Ejidatarios de Holbox presentaron una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en la que acusan a diversas autoridades, incluido el gobernador Roberto Borge, de actuar de manera ilegal en el conflicto entre empresarios, aglutinados en el consorcio Península Maya Developments, y comuneros, por la propiedad de parcelas ejidales en esta isla del norte de la entidad. Los ejidatarios, encabezados por Nivardo Mena Villanueva, presentaron la queja contra el magistrado del 44 Tribunal Unitario Agrario (TUA), de Chetumal, Georg Rubén Silesky Mata, y los delegados del Registro Agrario Nacional y de la Procuraduría Agraria, Rodolfo Vallín Lugo y Jorge López Negrete, respectivamente. Los ejidatarios también pidieron la designación, “a la brevedad posible”, de un visitador para que “se sirva constatar las violaciones a los derechos humanos de los ejidatarios del ejido Holbox”. Entre otros agravios, los ejidatarios acusan a Silesky Mata, Vallín Lugo y López Negrete de irregularidades en las convocatorias y realización de la asamblea ejidal, del pasado 1 de julio en Kantunilkín, en la que Holbox, quedó dividido en cuatro ejidos. Acusaron que de manera ilegal se permitió la participación de empresarios de Mérida, Yucatán, que se hicieron pasar como comuneros y se dejó fuera a los “ejidatarios originales”. “Estimamos que tanto el magistrado agrario Georg Rubén Sylesky Mata, los delegados de la Procuraduría Agraria y del Registro Agrario Nacional, se encuentran coludidos, para que los verdaderos ejidatarios no puedan defender equitativamente sus derechos”, señala en la queja Mena Villanueva. Los ejidatarios también acusaron al gobernador de permitir “el uso de la fuerza pública, con golpes, gases lacrimógenos, golpes de toletes contra los comuneros y avecindados”, al concluir la asamblea. “Todas las autoridades estatales, encabezadas por el gobernador del estado, han permitido llevar cabo las acciones indicadas, atropellando literal y metafóricamente todos nuestros derechos agrarios”, señala Mena Villanueva. En otro punto, los ejidatarios acusan que el Tribunal Unitario Agrario de Chetumal no ha resuelto varios juicios que los comuneros presentaron desde 2010, en los que se litiga, entre otros temas, la personalidad jurídica de quienes reclaman ser integrantes del ejido, en particular de un grupo de 70 empresarios yucatecos. Por otra parte, los ejidatarios también reclaman irregularidades en la protección del equilibrio ecológico y los recursos naturales de la isla de Holbox. Al respecto, señalan que la delegación de Procuraduría Federal de Protección al Ambiente no ha resuelto un recurso presentado por los ejidatarios el 10 de noviembre de 2012, que quedó asentado en el expediente PFPA/29.7/2C.28.2/0190-10. Los comuneros establecen que Holbox está dentro de la reserva natural de Yum Balam, que será afectada en caso de construirse un desarrollo turístico como que el que presentó el consorcio Península Maya Developments, integrado por empresarios yucatecos, encabezados por Fernando Ponce, concesionario regional de la Coca Cola, y Ermilo Castilla, y el grupo ARA También denuncian la intervención irregular de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales y de la Comisión Nacional Forestal para dar su aval en favor de Península Maya Developments.