Paran maestros de escuela donde murió niño por bullying

miércoles, 18 de junio de 2014
CIUDAD VICTORIA, Tamps. (apro).- Profesores de la secundaria No. 7 "Eleazar Gómez", donde perdió la vida el menor Héctor Alejandro Méndez Ramírez por bullying, suspendieron labores, luego de que las autoridades del plantel retuvieron el pago a trabajadores supuestamente implicados en el caso. A la entrada del plantel, ubicado en la colonia López Mateos de esta capital, los docentes que desde hace 20 días trabajaban bajo protesta colocaron la mañana de este miércoles una bandera rojinegra e impidieron el paso a aproximadamente 800 alumnos. De acuerdo con declaraciones que la prensa local atribuyó al delegado sindical, Jesús Ramírez Martínez, los profesores están molestos porque no han recibido el respaldo de Rafael Méndez Salas, dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en el estado. Y es que mientras se desahoga el juicio por la muerte de Héctor Alejandro, quien cursaba el primer grado, la Secretaría de Educación de la entidad determinó retener el sueldo a cinco empleados de la Secundaria 7. Se trata de Zulma Yaneth Marroquín Olvera, trabajadora social; Lizbeth Berenice Guerra Álvarez, prefecta, y Arturo Galaviz Hernández, bibliotecario. Todos ellos fueron aprehendidos por homicidio preintencional y posteriormente liberados tras pagar la fianza impuesta. También están bajo proceso la maestra Denisse Soiré, quien según los familiares del niño muerto, es protegida por el procurador general de Justicia de la entidad (PGJE), Ismael Quintanilla Acosta –es sobrina de su esposa--,y la subdirectora Sandra Luz García Garza, acusadas por el delito de omisión. Quintanilla Acosta afirmó el pasado 23 de mayo que se trató de un homicidio cometido “de manera directa” cuando cuatro compañeros de la víctima lo cargaron de pies y manos y lo azotaron contra la pared en presencia de su maestra de español, el pasado miércoles 14. "Aquí lamentablemente el niño perdió la vida, se cometió un homicidio, lo cometieron de manera directa los menores de edad (...) pero la obligación de la maestra, al estar en ese lugar, pues era haber intervenido", puntualizó en aquella ocasión. "La maestra estaba en el lugar y delante de ella se dieron los hechos, y al parecer no hubo una intervención, no hubo una acción de su parte para impedir que los niños continuaran con este supuesto juego", dijo Quintanilla en entrevista en Milenio Televisión. De alguna forma, apuntó, la omisión de la profesora “fue muy lamentable y provocó que el niño sufriera una lesión que le causó la muerte (...) Esta situación nos lleva a una figura de delito preintencionado, en el caso del homicidio". El procurador estatal expresó que también se investigaban delitos como abandono de personas y encubrimiento en el caso de la directora y otras autoridades de la escuela, que incumplieron el protocolo de seguridad y en vez de atender al niño lo enviaron a su casa.

Comentarios