Mireles tiende la mano al nuevo gobernador de Michoacán

lunes, 23 de junio de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- El líder de autodefensas de Michoacán, José Manuel Mireles, tendió la mano al nuevo gobierno que encabeza desde el pasado viernes el exrector de la Universidad Nicolaita, Salvador Jara Guerrero, para trabajar juntos en la reconstrucción del estado. En un mensaje grabado y difundido en las redes sociales, el médico cirujano dice al mandatario que las autodefensas tienen grandes expectativas de que logre reparar lo destruido, de que escuche lo ignorado, y de que atienda lo desatendido” por los gobiernos estatal y federal. “Y es que parece muy fácil afirmar que Michoacán ahí la lleva, que la federación acudió al llamado de auxilio que se le hizo y que su intervención es fructífera, pero parece también que nada ni nadie advierte el oscuro lugar al que esas afirmaciones nos llevan. “Nosotros que vivimos en carme propia la violencia cruda, que vivimos la desesperación de no ser escuchados, que vivimos la guerra, miramos perplejos cómo el gobierno ya anda haciendo como que no pasa nada”, afirma Mireles. Peor aún, refiere que el gobierno se ha encargado de estorbar a las autodefensas, que no hacen más que amar la vida y la libertad, pero “hacemos también aquello que el Estado no ha podido hacer, entonces por ¿qué nos estorban? ¿Por qué nos ignoran? ¿Acaso quieren acabar con nosotros?”. Las autodefensas, subraya, no son delincuentes ni revoltosos, sino gente noble y que se dirige con buena fe al gobierno, principalmente al federal, “porque sabemos que es el gobierno el que tendría que estar atendiendo la situación con el mismo valor y patriotismo como nosotros lo estamos haciendo, más, los mensajes han sido claros: No les interesa ayudarnos, nos han traicionado siempre que han podido”, reclama. El primer traidor, aclara Mireles, fue el gobierno del estado al corromperse y “ser uno con el enemigo” y el segundo traidor es ahora el gobierno federal, que niega la realidad que “desde su intervención es aún peor que antes, la situación ahora es sumamente grave, vivimos al borde de la muerte”. El líder comunitario abunda en sus críticas al gobierno federal: “Tanta intervención, tanto discurso, tanta violación de la federación a la soberanía de nuestro estado para llegar a la mera simulación ¿Acaso el gobierno no entiende que sin certeza de vivir y sin libertad la existencia no tiene sentido? pareciera que el gobierno enfrenta a su pueblo y se esfuerza por obstruir todo intento que la gente hace por liberarse de la oposición del crimen organizado, ¿a qué nos quieren orillar?” Mireles Valverde advierte al gobernador sustituto que tiene ante sí “un problema de dimensiones históricas” y le toca ahora ayudar a levantar al estado, “defender la soberanía que ha sido dejada por la federación inútilmente, le toca enderezar el rumbo torcido que el gobierno estatal tenía. “Nosotros tenemos fuertes expectativas de este gobierno, su gobierno”, le dice el michoacano a Jara Guerrero. Aclara de antemano que no se trata de una advertencia, “esa ya viene en la situación desesperada que vive el pueblo de Michoacán”, por el contrario, el líder de autodefensas le dice al nuevo gobernador que sus palabras son “de buena fe” y que siempre han tenido para toda autoridad que quiera cumplir con su trabajo. “Como le diríamos a cualquier michoacano que por el hecho de serlo tiene la responsabilidad de defender nuestra tierra, se lo decimos a usted: trabajemos juntos, no nos neguemos, no nos ofusquemos. “Presumimos que si usted aceptó esta difícil tarea es porque busca los mismos fines que nosotros: Volver a Michoacán a un estado habitable”, concluye Mireles.