Detienen a sacerdote por abusar sexualmente de un niño en San Luis Potosí

sábado, 28 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Uno de los cuatro sacerdotes acusados de pederastia en San Luis Potosí fue detenido anoche por las autoridades y recluido en el penal de La Pila. Guillermo Gil Torres fue capturado por elementos de la Policía Ministerial alrededor de las 19:30 horas y puesto a disposición del juez Cuarto de lo Penal, según el diario Pulso. El cura, quien oficiaba en la parroquia Santa Rosa de Lima en la colonia 21 de Marzo, municipio de Soledad de Graciano Sánchez, fue acusado de abuso sexual por un menor. Gil Torres circulaba a bordo de su vehículo sobre la avenida De las Artes de la colonia Himno Nacional cuando fue detenido por los efectivos policiacos en cumplimento de una orden de aprehensión. Aparentemente el religioso intentaba huir. Supuestamente el párroco, además de hacerle tocamientos a la víctima, le mostraba material pornográfico. El abogado Armando Martínez, quien fungió inicialmente como representante legal de la arquidiócesis de San Luis Potosí para iniciar el proceso legal contra el también sacerdote Eduardo Córdova Bautista, dio a conocer este caso el 9 de junio, e informó que el padre Gil Torres ya había sido suspendido del ministerio por el arzobispo Jesús Cabrero Romero.

Los familiares y el mismo afectado dieron a conocer en su denuncia,  que los hechos comenzaron en el mes de noviembre del año pasado, cuando el acusado  invitó al menor a ver unas fotografías de cuando el sacerdote visitó otros países. Ese día le acarició las piernas y el niño prefirió salir corriendo del lugar.

En varias ocasiones, el sacerdote, aprovechando que los padres del niño lo mandaban a ayudar con los trabajos de la iglesia y lo veía con frecuencia, con engaños  lo llevaba a la Casa Pastoral ubicada al lado del templo, donde le comenzó a mostrar fotografías de él desnudo para después abusar sexualmente del menor.

Este es uno de los cuatro casos de sacerdotes acusados de abusos sexuales actualmente en manos de la Procuraduría del estado, junto al del propio Córdova Bautista, Noé Trujillo (también de Soledad) y Javier Castillo, en Ojocaliente.

Además, Pulso dio a conocer que la Procuraduría de Justicia de San Luis Potosí tramitó la “alerta roja” ante la Interpol, así como la petición de búsqueda a las procuradurías estatales, para ubicar y detener al exsacerdote Eduardo Córdova Bautista, también acusado de abuso de menores. La alerta incluirá la fotografía y datos de Córdova Bautista y, en caso de ser detectado en el extranjero, el exsacerdote podría ser detenido por las autoridades del país en que se encuentre y posteriormente, pedir a las autoridades mexicanas que acudan por él.

Comentarios