Liberan a universitarios procesados por hacer pintas en Facultad de Medicina

miércoles, 4 de junio de 2014
PUEBLA, Pue. (apro).- El Juzgado Noveno de Puebla ordenó la extinción de la acción penal a favor de los estudiantes Juana Marcelino de Rita y Daniel García Tolentino, acusados de escribir una consigna política en una pared de la Facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). En un comunicado, la Red en Defensa de los Derechos Humanos (Reddh) señaló con esa medida las autoridades deberán borrar antecedentes penales y todo registro que criminalice a los dos jóvenes detenidos el pasado 4 de marzo. Pese a que la representación legal de la BUAP les otorgó el perdón, a Marcelino de Rita y García Tolentino –integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo– se les inició un proceso por daños en propiedad ajena después de pintar una leyenda que decía: “Alto a la represión” en la Facultad de Medicina. Aunque formalmente no había parte acusadora, el Ministerio Público fijó en un principio una fianza de 86 mil pesos por cada uno, mientras que un perito determinó el pago de 9 mil 600 por reparación del daño causado. Además, la Reddh denunció que en la audiencia de ofrecimiento de pruebas, realizada el pasado martes 3, tanto el Ministerio Público como el juez Noveno de lo Penal ordenaron al escribiente borrar lo declarado por Daniel García y obligaron al joven a reiniciar una declaración inducida por el propio juez. En su primera declaración, García explicó que la pinta que hizo en la pared de las instalaciones de la BUAP fue en solidaridad con sus compañeros del Distrito Federal por el conflicto que inició el 19 de diciembre de 2013 por el Auditorio “Che Guevara”. “La actitud firme y consecuente de nuestro compañero Daniel García de asumir su responsabilidad por escribir la consigna política ‘Alto a la Represión’, no así el delito de daño en propiedad ajena, obligó a las autoridades a aplicar el concepto de Pro Persona de acuerdo a los estándares internacionales en derechos humanos”, explicó la Reddh. Con ello, el juzgado tuvo que solicitar en ese momento la presencia de la representación legal de la BUAP, a efecto de que ratificara que se desistía de toda acción penal en contra de los estudiantes, con lo que la autoridad acordó la extinción del delito por el cual los jóvenes estaban sujetos a proceso. Tras la liberación, la organización no gubernamental señaló que queda pendiente que se devuelva a los estudiantes el dinero que la policía les quitó al momento de su detención, mismo que fue retenido bajo la exigencia de que lo pidan por escrito y que acrediten su procedencia y propiedad, lo cual es violatorio de sus derechos humanos. De acuerdo con la Reddh, Marcelino de Rita es estudiante de la Facultad de Computación de la BUAP, defensora del derecho humano a la educación superior y trabajadora en sus horarios libres, mientras que García Tolentino es un joven indígena ñäñü proveniente Veracruz, quien trabaja y estudia, además de participar en la lucha social.

Comentarios