"Por motivos personales", renuncia polémico mando policiaco en Q. Roo

miércoles, 4 de junio de 2014
CANCÚN, Q. Roo (apro).- El general retirado Carlos Bibiano Villa Castillo renunció este miércoles a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal por “motivos personales”. A través de su cuenta en Twitter, el gobernador Roberto Borge Angulo informó que después de aceptar la renuncia de Villa Castillo nombró a Juan Pedro Mercader Rodríguez como encargado de despacho. Entre otros encargos, Mercader Rodríguez ha sido subsecretario de Infraestructura y Transporte, subsecretario de Gobierno y director General del Infovir. La dimisión de Villa Castillo se da tres días después de que el general retirado atropelló con su camioneta a un ejidatario en la comunidad de Kantunilkín –donde se realizaba una asamblea para dividir en cuatro el ejido de la isla de Holbox–, en un operativo que él mismo encabezó. El hecho provocó una reyerta con los ejidatarios, quienes lanzaron piedras y palos a los policías, y éstos respondieron con gases lacrimógenos para dispersar a los inconformes. Villa Castillo rindió protesta como secretario de Seguridad Pública de la entidad el 5 de abril de 2011, pero días antes de su arribo a esa dependencia fue duramente cuestionado después de una declaración que hizo en Torreón, Coahuila, donde fungió como director municipal de Seguridad. “Cuando agarro a un zeta o Chapo lo mato. ¿Para qué interrogarlo?Que le vaya a decir a San Pedro lo que hizo. El Ejército tiene seguridad e inteligencia, no necesita información. El día que ellos me agarren a mí no me van a agarrar a besos, ¿verdad? Me van a hacer pedazos. ¿Y qué? A eso estoy expuesto. El día que me toque, allí nos amarramos y punto”, lanzó en aquella ocasión. Desde los primeros meses al frente de la SSP quintanarroense, el controvertido general se vio envuelto en múltiples incidentes y escándalos de prepotencia y abuso de autoridad, que provocaron que ciudadanos y actores políticos pidieran su renuncia. Entre otros episodios, Bibiano Villa encabezó el desalojo violento de los maestros y pobladores de Nicolás Bravo cuando en octubre de 2013 bloquearon la carretera para protestar contra la reforma educativa y en reclamo por el jineteo de cuotas del Infonavit. En el proceso electoral local de ese mismo año, el general también fue señalado por su participación en actos irregulares, que iban desde dar protección policiaca a los votantes acarreados de municipios de Yucatán hasta perseguir y detener a activistas de oposición. Durante su gestión como titular de la SSP fueron frecuentes los motines en los diferentes centros penitenciarios. Y, por si fuera poco, semanas antes de asumir el cargo en esta entidad, dos de sus escoltas mataron a dos agentes de la Policía Estatal Preventiva en la persecución de un presunto contrabandista, en las inmediaciones de Chetumal, cerca de zona fronteriza con Belice.  

Comentarios