Procuraduría potosina citará a declarar a arzobispos que protegieron a curas pederastas

jueves, 5 de junio de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).—Tras ser ratificada la denuncia penal de la arquidiócesis de San Luis Potosí contra el sacerdote Eduardo Córdova Bautista, la Procuraduría General de Justicia del estado citará a comparecer al arzobispo en funciones, Jesús Carlos Cabrero, así como a dos arzobispos eméritos, Luis Morales Reyes y Arturo Szymanski. Así lo señaló el procurador Miguel Ángel García Covarrubias, quien creará una agenda de trabajo para especificar el día y la hora en que estos jerarcas católicos deberán rendir sus respectivas declaraciones. El procurador también anunció la creación de la Fiscalía Especial para la Atención de Abusos Sexuales de los Clérigos. Por lo pronto, ya existen cuatro denuncias presentadas formalmente de las que deberá hacerse cargo esta fiscalía. La primer denuncia es la presentada por las 19 víctimas del exsacerdote Córdova; la segunda es la presentada por la arquidiócesis contra el mismo acusado; otra más contra el sacerdote Noé Trujillo; y la última contra el sacerdote Francisco Javier Castillo Ríos, quien trabajaba en la comunidad de Ojo Caliente, en el municipio de Santa María del Río. Respecto al caso del cura Noé Trujillo, la arquidiócesis señaló que actualmente anda prófugo porque ya se giró orden de aprehensión en su contra. Trujillo es acusado del delito de estupro contra una menor de 14 años. La madre de la menor mencionó que el sacerdote se llevó a su hija a un poblado que no identificó, y ahí sostuvo relaciones sexuales con ella. Y contra el cura Castillo Ríos, de 43 años de edad, ya existía una queja presentada en 2012, pero tanto el juez como la sala superior de justicia de San Luis Potosí no ejercieron entonces acción penal en su contra, según reveló la propia arquidiócesis. Estos cuatro casos serán llevados por la nueva fiscalía, la cual –según adelantó el procurador García Covarrubias—contará con siete agentes del Ministerio Público, un psicólogo y seis agentes policíacos ministeriales.

Comentarios