Investiga CNDH caso de mujer que perdió a su bebé durante el parto en Oaxaca

sábado, 7 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició una queja de oficio para investigar presuntas violaciones a los derechos humanos cometidas contra una mujer indígena zapoteca, quien perdió a su recién nacida y además le extirparon la matriz sin su consentimiento, presumiblemente por no ser atendida oportunamente en el hospital civil Macedonio Benítez Fuentes de Juchitán, Oaxaca. La víctima de 30 años llegó al área de urgencias del nosocomio a las 10 de la mañana del pasado jueves 5 de junio, con una orden médica otorgada en el centro de salud del municipio de Xadani, donde vive, que indicaba la necesidad de atención, pese a lo cual fue después de 12 horas que fue atendida. Visitadores adjuntos de la CNDH se trasladaron al centro de salud, donde se entrevistarán con la víctima y su familia, solicitarán informes a la autoridad involucrada, además de recabar evidencia para la integración del expediente. La CNDH reiteró que la protección de la salud es un derecho elemental para todas las personas y particularmente para las mujeres indígenas en estado de gravidez, quienes se encuentran en situación de alta vulnerabilidad y no deben enfrentar negligencia de las autoridades encargadas de brindarles un servicio oportuno, de calidad y calidez. Tras concluir la investigación y después del análisis y la valoración de las evidencias, la CNDH emitirá una determinación conforme a derecho. La subdirectora del hospital civil Macedonio Benítez Fuentes, Minerva Rodríguez Falcón, dijo por su parte que cuando la paciente se encontraba en labor de parto se presentó una complicación por la rotura del útero. Indicó que los médicos hablaron con los familiares de la mujer y les explicaron la necesidad de hacer una intervención quirúrgica y de los riesgos que existían. Aseguró que con la anuencia de la familia “se le practicó una histerectomía (extracción de matriz)”. Sin embargo, personal de la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca aseguró que “no se entrevistó a la paciente al no estar en condiciones”. Por eso, se instauró de oficio el cuaderno de antecedentes, previa indicación del visitador general, Juan Rodríguez Ramos, y se solicitó un informe a los Servicios de Salud estatales.