¿Bienvenido paisano? 'madrinas' y funcionaria de turismo atracan a connacionales

domingo, 13 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- En incidentes registrados en Coahuila y Sinaloa, residentes mexicanos en Estados Unidos que cruzaron la frontera para visitar a sus familias en México, sufrieron el abuso de las autoridades e incluso perdieron sus pertenencias. En el primer caso, en el pueblo de Ciénegas, Coahuila, una mujer procedente de Houston, Texas fue víctima de la directora de Turismo, Mayra Jaqueline Cantú Menchaca, con quien protagonizó un accidente vial, reporta el diario Zócalo. A pesar de que la funcionaria impactó el vehículo texano, revirtió los hechos a fin de aparecer como afectada y exigir a Yessica López Villarreal la cantidad de 18 mil 500 pesos como reparación de los daños. López Villarreal denunció que la directora de Turismo envió su vehículo al corralón y le exigió que le pagara los supuestos daños que sufrió su camioneta, a pesar de que inicialmente alardeó que su camioneta estaba asegurada. La afectada relató que el pasado 9 de julio, alrededor de las 22:00 horas, circulaba por la calle Juan Antonio de la Fuente cuando fue impactada por una camioneta Armada color blanco, propiedad de la funcionaria, quien conducía a exceso de velocidad. La paisana, quien visitaba Ciénegas porque tiene un familiar enfermo, agregó que Cantú Menchaca se comportó en forma prepotente y destacó que en el lugar del accidente no se alcanzaba a observar el “alto”, ya que estaba cubierto por hierba y ramas. “Dijo que eso no era culpa de ella y mandó cortar las ramas para que pareciera que yo me pasé el alto”, afirmó López Villarreal. Al ver que la funcionaria manipuló la situación a su favor y ante la necesidad de regresar a Houston, Yessica aceptó pagar la reparación de la camioneta Armada. Explicó que la directora llevó su vehículo a un taller que ella misma eligió, donde le hicieron un presupuesto de 11 mil 500 pesos, pero después argumentó que tenía más daños y le cobró 18 mil 500 pesos por las reparaciones. En el segundo caso, registrado en Los Mochis, Sinaloa, una pareja que reside en Estados Unidos y que provenía de Nogales, Sonora fue despojada de su vehículo y todas sus pertenencias por delincuentes que viajaban en una camioneta con logotipos de la Policía Federal, reporta el periódico El Debate. Los afectados relataron que cuatro sujetos a bordo de una camioneta Chevrolet les marcaron el alto cuando circulaban por la carretera México 15. Pensaron que se trataba de policías federales, por lo que detuvieron su marcha. Los supuestos agentes argumentaron que venían a exceso de velocidad, por lo que tenían que acompañarlos. Luego les pidieron que manejaran hasta un paraje, en una zona llamada “Dren del Cerro Prieto”, donde los obligaron a bajar del vehículo y les pidieron que caminaran hacia un árbol, sin voltear, amenazándolos con armas largas. Los delincuentes se llevaron la camioneta Nissan Frontier y todo lo que el matrimonio traía en ella, como ropa, una lavadora, una secadora y un motor para el vehículo. La pareja afirmó que vio la camioneta de los asaltantes estacionada en un retén de la PGR y que desde ahí los persiguieron hasta que finalmente les marcaron el alto. Los afectados exigieron a las autoridades que esclarezcan el robo. En un editorial, el diario El Debate denuncia que “es más probable que los autores del atraco no sean agentes de la PGR, sino madrinas que ‘trabajan’ en el retén y que hacen ‘el trabajo sucio’ contra todo aquel que pasa de norte a sur y de sur a norte. Es tanta la voracidad que agarran parejo”. Por eso, agrega el editorial, cuando a las víctimas se les ponen las fotos de los efectivos de la institución para que los reconozcan, pues no lo hacen porque ellos no actúan directamente.

Comentarios