Caso de funcionaria que arrolló a peatón pone en tela de juicio a Procuraduría veracruzana

martes, 15 de julio de 2014
XALAPA, Ver. (apro).- El caso de la directora del Instituto de la Mujer en el municipio de Boca del Río, Veracruz, y columnista del diario Notiver, María Josefina Gamboa Torales, quien se encuentra detenida por el presunto delito de homicidio culposo, vuelve a poner en tela de juicio la actuación de la Procuraduría General de Justicia de la entidad (PGJ) gobernada por el priista Javier Duarte de Ochoa. En declaraciones a MVS Noticias, Teresa Gamboa, hermana  y abogada de la inculpada, calificó como “un abuso de autoridad y una venganza” la consignación de María Josefina. Incluso, no descartó que la saña contra su hermana tenga que ver con su trabajo periodístico, toda vez que, dijo, es una voz crítica del gobierno de Javier Duarte. La abogada negó tajante que María Josefina estuviera ebria al momento de atropellar al tatuador profesional José Luis Burela López, la madrugada del sábado pasado, y refirió que fue su hermana quien llamó a las autoridades para deslindar responsabilidades. Los hechos, relató, ocurrieron entre las 2:00 y las 2:30 de la mañana, luego de que María Josefina terminó de escribir su columna. “Llega (la policía de) tránsito, le hacen el estudio y ella no tiene ni aliento alcohólico, fue un accidente (…) Un perito dice, después de ocho horas, que sólo con olerla se puede saber que está en estado de ebriedad”, fustigó. Teresa Gamboa sostuvo que su hermana “no confía en la Procuraduría de Veracruz” e insistió en que la acusación de homicidio culposo es una venganza. “Es excesivo lo que están haciendo, es una venganza lógicamente, están aprovechándose de esto. Insisto, esto es una venganza, se están aprovechando de un accidente, ellos saben que no iba con aliento alcohólico ni con exceso de velocidad”, aseveró. Además sostuvo que se han violado los derechos de su hermana. “No le han permitido nada, sus derechos están completamente violados, atropellados, de repente me permiten el acceso como abogado pero me retiran de ella”, comentó. En caso de ser declarada culpable por el juez, María Josefina podría purgar una pena de entre 6 y 15 años de prisión. La otra versión El procurador general de justicia de Veracruz, Luis Ángel Bravo Contreras, acusó a la defensa de la funcionaria y columnista de pretender desacreditar a las instituciones mediante mentiras y “bolas de humo”. Contrario a la versión de la hermana, aclaró que María Josefina conducía en estado de ebriedad y a exceso de velocidad. Un oficio fechado el 12 de julio por la Policía Naval del Sector de Boca del Río y rubricado por el cabo de infantería, Juan Miguel Mosqueda Lara, del que Apro tiene copia, refiere que la periodista iba en estado de ebriedad al momento del accidente. Según dicho documento, a las 3:05 de la madrugada Mosqueda Lara se entrevistó con Josefina Gamboa y en su parte informativo indicó: “La señora se encuentra al parecer en estado de ebriedad, quien se encuentra en calidad de presentada por el de Tránsito de Boca del Río (sic)”. Detalla el informe de Mosqueda Lara, dirigido con copia al delegado de la Policía Naval de Veracruz y a su homólogo del sector Boca del Río: “Me aproximo al vehículo Sentra color negro, con placas YKE8719, para encontrarme con su conductor, una persona del sexo femenino quien dijo llamarse María Josefina Gamboa Torales, la cual desprendía un aliento alcohólico, al parecer se encontraba en estado de ebriedad, mencionándole que mantuviera la calma, mientras llegaban las autoridades correspondientes (sic)”. El documento de la Secretaría de Marina detalla que la patrulla 444, fue la que llegó al lugar del accidente a las 2:45 de la mañana y constata que a las 2:53, el atropellado aún contaba con signos vitales, pero a las 3:08 de la madrugada, al arribo de la ambulancia de la Cruz Roja número 622, el paramédico Martín Galván constató que ya había fallecido. El documento ya fue girado e integrado a la investigación ministerial 928/2014/I/BR-07, en donde la PGJE responsabiliza a Gamboa Torales de “homicidio culposo”. Durante la entrevista con Noticias MVS, el procurador veracruzano puso en duda la actuación de los funcionarios municipales que llegaron al lugar del accidente y reveló que ya se abrió una línea de investigación para descartar la manipulación de evidencias para beneficiar a la directora del Instituto de la Mujer de Boca del Río. “A lo mejor la retuvieron para ocultar el estado que tenía”, especuló. También descalificó el certificado médico del ayuntamiento de Boca del Río, en el que se establece que la funcionaria no conducía bajo el influjo del alcohol. “No sólo lo estoy poniendo en duda, estoy investigando delitos, ese dictamen (de los funcionarios municipales) no aporta el comprobante de un alcoholímetro”, sostuvo Bravo Contreras en entrevista con Noticias MVS, primera emisión. Los peritos de la Procuraduría, dijo, hicieron “pruebas clínicas”, horas después como análisis de pupila y boca, y “le detectaron cierto grado” de alcohol. De orina y de sangre, abundó, no se realizaron porque, según el procurador, María Josefina no aceptó. “El perito hizo pruebas abundantes (y) de que voy a proceder en contra de cualquier persona que haya violentado la ley, por supuesto que lo voy a hacer”, advirtió. Bravo Contreras afirmó que “hay un muerto que nadie puede negar” y acusó a la periodista, a su abogado y sus familiares de tratar de desacreditar a las instituciones del estado. “Lo que no se vale es que hay actores pretendiendo desacreditar instituciones, han expresado una serie de mentiras y bolas de humo”,  con las que se quiere “engañar a la opinión pública” y afirmó que el caso no es un “tema de persecuciones” políticas. “La justicia en Veracruz no se procura nunca bajo consigna o presión de nadie, nunca se procura por colores partidistas o por tintes políticos o ánimos personales, en Veracruz la ley se aplica por igual a todos sin distingos ni excepciones”, dijo. El procurador añadió que el dictamen forense de la PGJ refleja que Gamboa Torales “iba en un límite superior al que permite el tramo vehicular”, es decir, más de 50 kilómetros por hora y por ese solo hecho, aún si no hubiera ido en estado de ebriedad, no alcanzaría derecho a fianza. “El golpe hace que el jovencito pierda la vida”, subrayó, y “ella admite que va en un límite (de velocidad) superior“. Casi al final del noticiero, la periodista Carmen Aristegui habló también con el abogado defensor Jorge Winckler, quien calificó de patético al procurador de Veracruz y afirmó que miente porque su cliente nunca estuvo retenida por horas y fue llevada al MP a que fuera valorada. “Ella nunca huyó” y el médico legista acudió más de ocho horas después del accidente a valorar sus golpes pero no le hicieron exámenes de orina o sangre y con sólo verla determinaron grado uno de alcohol, explicó el abogado. Duarte sabe que esto es ilegal: Gamboa Por la tarde, Gamboa Torales, aún directora del Instituto Municipal de la Mujer, se negó a declarar ante la autoridad judicial y en una entrevista de 10 minutos con reporteros del puerto acusó al priista Javier Duarte de utilizar todo su poder, para dictarle el auto de formal prisión. “Duarte sabe que esto es ilegal, pero no voy a callar mi crítica contra él, ni haré ningún tipo de trato con su gobierno”. La periodista consideró que si se hubiera prestado a los acuerdos tácitos de los enviados del gobernador, Javier Duarte, para “bajarle” a sus columnas políticas en el periódico Notiver, desde hace días ya hubiese salido bajo fianza. Gamboa llegó a la rejilla de prácticas, con ambas manos esposadas, ataviada con vestimenta naranja –la que distingue a los presuntos delincuentes en proceso– y custodiada por varios policías estatales y de la Policía Ministerial. Ahí, dijo: “Hay acusaciones amañadas en mi contra desde el gobierno del estado, no confió en la justicia veracruzana, pero de una vez les digo que esté donde esté, voy a seguir escribiendo”. La funcionaria refirió que presentará su declaración por escrito, a fin de evitar que le falseen pruebas y declaraciones: “Estoy acostumbrada a que me falseen todo”, dijo. Luego, arremetió contra los reporteros que sólo han publicado la versión del gobierno del estado: “Los comprendo, sé que es parte del trabajo de muchos, así se ganan la quincena, yo no soy quién para decirles cómo ganarla, si quieren seguir difamando, que lo hagan, es su consciencia, no la mía. Igualmente, me han sorprendido gente que pensaba que eran súper profesionales y han publicado boletines exactos, sin investigar una palabra", reprochó. Asimismo defendió su papel como periodista de Notiver y como funcionaria panista en el Instituto de la Mujer, al asegurar que siempre ha separado su función en cada encomienda laboral. Afuera del juzgado, donde se llevó a cabo su primera diligencia ministerial, Gamboa Torales estuvo acompañada por una treintena de personas, varias de ellas lectoras de su columna “Al Aire” y militantes del PAN. También estuvo presente la tuitera, Maruchi Bravo Pagola, quien en agosto del año 2011 fue encarcelada varios meses por el gobernador Duarte acusada de “actos de terrorismo” en el ciberespacio.

Comentarios