Lanzan campaña para visibilizar a desaparecidos en NL

jueves, 17 de julio de 2014
MONTERREY, N.L., (apro).- Ángel, Brizeida, Bruno, Carlos y Jocelyn son cinco de los más de mil 215 desaparecidos en la entidad desde 2009. El pasado domingo 13 sus familiares se reunieron en la Explanada de los Héroes, en la Macroplaza de esta capital, para festejar el cumpleaños de cada uno de los ausentes con pasteles y globos. En coordinación con los familiares de desaparecidos, la organización Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos AC (CADHAC) lanzó recientemente una campaña masiva en redes sociales para visibilizar a los desparecidos porque detrás de cada uno de ellos hay historias. De acuerdo con la organización, uno de los propósitos de la campaña es evitar que el siguiente año, cuando se realicen comicios en la entidad, los servidores públicos se vuelquen sobre esa actividad y se desentiendan de sus obligaciones con la ciudadanía. “En unos meses más, las campañas para el proceso electoral de 2015 comenzarán en Nuevo León y a través de esta campaña pretendemos mantener el tema de la seguridad y el problema de las desapariciones en la agenda de las autoridades y la opinión pública”, se lee en la página de CADHAC. En entrevista, Liz Sánchez, encargada del área educativa de la organización no gubernamental, afirma que con esta campaña alertan a la ciudadanía sobre las desapariciones que siguen ocurriendo, pese a que el gobierno estatal asegura que la inseguridad ha disminuido en la entidad. “Los secuestros siguen ocurriendo y hay mucha gente que sigue sin ser localizada. Hemos hecho videos y difundido fotografías en redes sociales para hacer visibles a las víctimas”, subraya la activista, y dice que esperan llegar con la campaña a plenitud el 30 de agosto, día internacional del desaparecido. En la página cadhac.org pueden verse imágenes de algunos de los desaparecidos con nombres, fechas y los municipios donde se perpetró el secuestro. Entre ellos destacan: Cecilia Yolotsi Macías Martínez, 3 de julio de 2013, Guadalupe; Alejandra Mairani T. Rodríguez, 12 de marzo 2010, Monterrey; Edgar Carranco, 26 de marzo 2010, Monterrey; Jacobo J. García Álvarez, 17 de junio 2011, Benito Juárez. Otros nombres que aparecen son: Nadia M. Reyes Vargas, 24 de marzo 2012, Monterrey; Erika Garza Guerrero y su hijo Bruno I. González Garza, 26 agosto 201; Alma M. Álvarez García y Judith Ceja Aguirre, Reynosa, Tam., 21 de julio 2011, y Fabián Hernández Vázquez, 11 de julio 2011; Monterrey. En cada fotografía, con un click se despliega información relacionada con la persona y detalles de su desaparición. CADHAC afirma que con la visibilización de las víctimas del delito esperan que la población se interese en el problema y ayude, ya que con frecuencia, añade, se entera de las desapariciones cuando se les menciona como parte de una estadística y, por tanto, desconocen el dolor y la devastación en cada familia. De acuerdo con Sánchez, se ha observado que la ciudadanía se muestra indiferente ante esta problemática y participa poco en su solución. “Ellos (los desaparecidos) no son sólo cifras. En cada persona afectada hay una historia, una vida y una familia que se ve impactada por esta situación de violencia. Cuando hacemos actividades con grupos de familiares, hemos visto como algunas personas se sensibilizan y respetan la lucha para localizar a los desaparecidos”. Prosigue: “A veces, en manifestaciones, al cruzar una calle detenemos el tráfico y hay un respeto hacia la manifestación, pero otra parte de la población es indiferente, quizá por el temor, y por ello prefiere no involucrarse”. Con esta campaña, agrega, se intenta prevenir delitos similares y que las autoridades activen sus investigaciones para encontrar a los ausentes, sancionar a los responsables y auxiliar a los familiares que, en términos de ley, son denominadas víctimas indirectas. Según el gobierno priista de Rodrigo Medina, la crisis de inseguridad en Nuevo León ya pasó, e incluso aseguró que en el primer cuatrimestre del año se registró la baja más sensible de homicidios en los últimos nueve años.

Comentarios