Trasladan a 116 menores de albergue de "Mamá Rosa" a tres entidades

sábado, 19 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Un total de 116 menores internos del albergue La Gran Familia fueron enviados al Estado de México, Jalisco y Guanajuato con el fin de que tengan mejores condiciones de vida, informó la directora del DIF nacional, Laura Vargas. En conferencia de prensa durante un recorrido por el interior del albergue, Vargas explicó que el DIF de esas entidades se encargará del alojamiento y entrega a los familiares que reclaman a los menores. Agregó que están verificando el origen de otros 19 niños que se presume son de Jalisco; mencionó que otros 34 menores serán trasladados a albergues del DIF nacional localizados en el Distrito Federal. El resto de los internos de La Gran Familia son originarios de Michoacán, precisó la funcionaria. El gobernador de Michoacán, Salvador Jara, dijo que 341 menores aún permanecen en el inmueble, propiedad de Rosa Verduzco, conocida como Mamá Rosa. Verduzco era la encargada de la casa-hogar que fue intervenida por fuerzas federales el pasado martes 15. Las autoridades michoacanas aún no determinan qué harán con el inmueble luego de que el total de menores sean trasladados. La directora del DIF nacional explicó que los padecimientos más comunes entre los menores rescatados son gastritis, dermatitis y gastroenteritis. Diecisiete internos, al DIF Guanajuato Diecisiete personas originarias de Guanajuato -entre menores y adultos- que se encontraban en la casa hogar La Gran Familia de Rosa del Carmen Verduzco en Zamora, Michoacán fueron entregadas al Sistema DIF y trasladadas al territorio estatal. El DIF informó esta tarde que entre los guanajuatenses albergados en la casa de Mamá Rosita figuran cuatro mujeres, la menor de 14 y la mayor de 20, originarias de León y Salamanca. Aunque en el caso de la menor de 14 años y su hermano de 19, no se sabe si su familia vive en Celaya o en Tarimoro y “se está investigando”, dio a conocer la dependencia en un comunicado. El DIF guanajuatense, a través de la directora jurídica familiar Analy Mejía y del procurador en materia de asistencia social, recibió también a cinco menores de Acámbaro, de entre 11 y 17 años, así como dos jóvenes de 18 años originarios de Abasolo y Tarimoro. En el grupo de 17 guanajuatenses, fueron encontrados dos niños de 13 años, un adolescente de 16, un joven de 18 y otro menor que ignora su edad, todos originarios de Cortázar. Familias de este municipio interpusieron denuncias penales hace cuatro años en contra de la directora del albergue La Gran Familia, a quien acusaron de privación ilegal de la libertad. Una trabajadora social del DIF cortazarense, de nombre Beatriz, recomendaba a los padres que acudían a pedir ayuda u orientación por problemas con sus hijos, que los ingresaran a la casa en Zamora porque “allá iban a estar bien”. Los dos niños de 13 años ya fueron entregados a sus familias, según reportó el DIF. El resto de los menores fueron trasladados por el personal del DIF estatal a un albergue donde se les brinda alojamiento, alimentación y son revisados por médicos y psicólogos. “Se trabaja de manera coordinada con los municipios con el propósito de realizar la localización de sus respectivos familiares”, refiere el comunicado. Finalmente, la dependencia estatal aclaró que no ha canalizado a ningún menor que se encuentre bajo su tutela al albergue de Zamora. “Hay casos en donde los padres ingresan a los menores a albergues de manera voluntaria, de lo cual no se recibe información en instancias públicas”, se indicó. (Con información de Verónica Espinosa)

Comentarios