Castigan a alcalde por negarse a reapertura de 'table' en Guanajuato

martes, 22 de julio de 2014
GUANAJUATO, Gto. (apro).- El alcalde de Silao, el priista Benjamín Solís Arzola, está sujeto a un proceso penal junto con su secretario por negarse a levantar la clausura a un table dance. El propietario del antro consiguió un amparo de la justicia federal, por lo que la juez novena de distrito en la ciudad de Guanajuato, Karla María Macías, ordenó al gobierno municipal otorgar la autorización para la operación del lugar, a lo que el edil se resistió. En el procedimiento por desacato también están involucrados el director de Fiscalización y Reglamentos, Roberto Rodríguez Godínez, así como un inspector. El centro nocturno, localizado en la carretera Silao-León, fue clausurado a fines de octubre pasado con el argumento de que estaba incumpliendo con las disposiciones en materia de modificación de uso de suelo. El municipio sostuvo que la licencia del antro Silahua mostraba un domicilio distinto al del establecimiento, e incluso procedió a una segunda clausura en noviembre. El 14 de enero, luego de las gestiones legales del propietario, se determinó suspender la clausura del antro y permitir la reapertura, con una licencia de funcionamiento expedida por la estatal Secretaría de Finanzas, Inversión y Administración. No obstante, los abogados del propietario continuaron con el proceso jurídico en busca de que el presidente municipal recibiera una sanción, debido a su negativa a levantar la clausura. El señalamiento fue admitido por la juez de distrito, quien el viernes 18 emitió sentencia en contra de los funcionarios municipales. De acuerdo con esa determinación, el alcalde Solís Arzola tendría que ser sometido a un proceso de desafuero, a fin de ser inhabilitado para que pueda enfrentar a la justicia.

Comentarios