Saldo blanco tras riña entre reos del Cereso de Nogales

miércoles, 23 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Un enfrentamiento entre reos del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Nogales, Sonora la mañana de este miércoles, concluyó con saldo blanco, informó el coordinador general del Sistema Estatal Penitenciario, Ricardo Ornelas Saavedra. Los hechos se registraron a las 9:30 horas, cuando alrededor de 150 reos se arrojaron piedras de un edificio a otro, precisó. El funcionario estatal explicó que no se trató de un motín, sino de una riña, “ya que un motín implica que los internos busquen tomar el control de las instalaciones y tengan exigencias para las autoridades. Aquí nunca perdimos el control del penal”, agregó. Expresó que aun cuando el conflicto inició en horario de visita para familiares indirectos y amigos, se logró actuar con un saldo blanco respecto de los internos y los ciudadanos, ya que sólo dos policías fueron impactados por piedras. “Desde que inició el conflicto activamos todos los protocolos de seguridad”, subrayó. Efectivos del Ejército resguardaron el perímetro, mientras que agentes de la Policía Federal y Estatal de Seguridad Pública ingresaron para apoyar al personal penitenciario, dijo. Según Ornelas Saavedra, primero se resguardó ala gente que estaba de visita, luego a los cerca de mil 600 internos de los diversos pabellones y al final se ingresó al área de conflicto, donde había 150 reos. “Se podría pensar que tardamos en desactivar la situación, pero la realidad es que seguimos paso a paso los protocolos para llegar a un final, alrededor de las 11:30 horas, con un saldo blanco”, indicó. Por los hechos, 30 internos fueron turnados al Consejo Interdisciplinario del Cereso para determinar su nivel de participación y, en su caso, las medidas que se tomarán. En la mañana, cuando aún no tenían información de lo que ocurría en el centro penitenciario, los familiares de los internos bloquearon el acceso principal impidiendo el paso a elementos policíacos. La incertidumbre y desesperación los hicieron actuar de esa manera, ya que desde afuera se escuchaban los gritos de los reos. Algunos incluso señalaron que se oyeron detonaciones de arma de fuego, pero el coordinador general del Sistema Estatal Penitenciario afirmó que en la riña únicamente se utilizaron piedras.

Comentarios