Aparecen con vida dos jóvenes reportadas como desaparecidas en Colima

sábado, 26 de julio de 2014
COLIMA, Col. (proceso.com.mx).- Las jóvenes reportadas como desaparecidas los días lunes 21 y martes 22 aparecieron con vida y ya se encuentran con sus familias, de acuerdo con un comunicado emitido por la Procuraduría General de Justicia del estado. En el caso de la menor Norma Josahanny Maldonado Hernández, de 16 años, la corporación informó que la noche del viernes fue llevada ante las autoridades por la madre de su novio, en cuya casa estuvo todo el tiempo, y fue entregada a su familia. El boletín cita declaraciones del coordinador general de Seguridad Pública del Gobierno del Estado, Félix Humberto Vuelvas Aguilar, quien señaló que Josahanny “fue reportada como desaparecida después de que se fue de su casa por propia voluntad y regresó con su familia al día siguiente, tras haber permanecido en casa de su novio; sin embargo, el día miércoles tras discutir con sus padres por dicha relación, decide irse nuevamente por su voluntad y en presencia de ellos”. Sobre la desaparición de Natalia Márquez, de 20 años, quien tras regresar a su domicilio denunció a través de las redes sociales y de algunos medios de difusión que fue subida por la fuerza a un vehículo por tres hombres armados y posteriormente abandonada en la carretera Colima-Guadalajara, Vuelvas Aguilar indicó que la PGJ “ha iniciado una investigación de oficio sobre la versión de la joven”, pues lo que narró es un “presunto delito que se persigue de oficio”. Dijo que aunque la joven no ha mostrado interés en presentar la denuncia penal correspondiente, “nosotros estamos obligados a iniciar una investigación de oficio con los elementos que ella menciona en la narración que hizo en algunos medios y en redes sociales, y en su momento el Ministerio Público la llamará a comparecer a ella y a quienes estén involucrados, en este caso su novio, o la persona con la que dice que discutió, y se llevarán a cabo las diligencias que sean necesarias para deslindar responsabilidades". El funcionario aseguró que “al igual que ocurre en muchos casos reportados como desapariciones, en esta ocasión la ausencia de las jóvenes tampoco tuvo que ver con cuestiones de inseguridad, sino con asuntos personales o familiares que las obligaron a irse de su casa por voluntad propia”. Respecto de la queja de uno de los padres de familia sobre los tiempos de espera que marca el Ministerio Público cuando se presenta una denuncia, Vuelvas Aguilar aseveró que ello no es correcto. “No hay tiempos de espera para la búsqueda de una persona reportada como desaparecida, se actúa de inmediato y eso nos permite en la mayoría de los casos localizar a las personas en las horas posteriores al reporte”, puntualizó. Acusan padres a PGJ de no actuar de inmediato Los padres de Norma Josahanny, de 16 años, desmintieron la versión de la Procuraduría General de Justicia sobre las circunstancias de la desaparición de la menor, y denunciaron que la dependencia no actuó de manera inmediata ante la presentación de la denuncia, el pasado lunes 21 en la Mesa Cuarta del Ministerio Público. Lamentaron además que aun cuando solicitaron la aplicación de la Alerta Ámber desde el miércoles 23, no se les haya informado oficialmente las razones por las cuales se decidió no activarla, a pesar de que acreditaron los tres supuestos que prevé el respectivo protocolo. En un comunicado difundido este sábado por la Fundación Ius Género A.C., Norma Angélica Hernández Radillo y Gustavo Maldonado Vazquez señalaron que dos días después de notificar el hecho a las autoridades acudieron nuevamente a la PGJE, con el apoyo de las abogadas Mariana Martínez Flores y Evangelina Flores Ceseña, y fue hasta entonces que empezó la actuación policial. Añadieron: “Durante nuestras visitas a la Procuraduría recibimos por parte de algunos servidores públicos, un trato estereotipado, etiquetado, con juicios de valor negativos para los suscritos o nuestra hija y actos de continua revictimización”. Los padres de la menor también refutaron la afirmación de la PGJE en el sentido de que la desaparecida haya regresado a su casa el martes 22, “como tampoco es cierto que ante una nueva discusión nuestra hija decidió irse nuevamente el miércoles en nuestra presencia con nuestra anuencia”. A través del comunicado de Ius Género, los padres de Josahanny lamentaron que el viernes 25 mientras aún se encontraban en las instalaciones de la Procuraduría en diversos trámites de dictámenes periciales y declaraciones, la autoridad hubiera difundido en los medios de comunicación datos que apenas se estaban ventilando en la indagatoria. Entre otras cosas, la PGJE afirmó en su boletín del viernes por la noche que la menor estuvo todo el tiempo en la casa de su novio y que “al igual que ocurre en muchos casos reportados como desapariciones, en esta ocasión la ausencia de las jóvenes (Josahanny y otra joven reportada como desaparecida) tampoco tuvo que ver con cuestiones de inseguridad, sino con asuntos personales o familiares que las obligaron a irse de su casa por voluntad propia”. Ante esto, los padres de Josahanny manifestaron: “Pedimos a las autoridades no minimizar este tipo de hechos ni catalogarlos únicamente como asuntos ‘familiares’ o ‘personales’, pues cualquiera que sea su índole es su deber investigar y actuar de inmediato. Si las autoridades actuaran con la misma celeridad con la que dan declaraciones, nuestras hijas aparecerían más rápido”. Expusieron que como familia se encuentran en un momento complicado y “hemos decidido comenzar un proceso de terapia psicológica en conjunto para trabajar lo que pasamos estos días; nos encontramos en un proceso difícil y en familia hemos decidido compartir únicamente que nuestra hija se encuentra en casa pues aún existe una denuncia vigente, en virtud de su minoría de edad”.

Comentarios