Familia de tatuador atropellado por funcionaria acusa campaña de difamación

lunes, 28 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Familiares de José Luis Burela López, el tatuador que murió atropellado por María Josefina Gamboa Torales, directora del Instituto Municipal de la Mujer en el ayuntamiento panista de Boca del Río, Veracruz, solicitaron la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para que el homicidio no quede impune. Acompañada de su abogado defensor, así como de amigos y familiares, la mujer recordó que la madrugada del pasado 12 de julio, su hijo perdió la vida al ser atropellado por la funcionaria municipal y columnista del periódico Notiver, actualmente recluida en un penal de Veracruz. En un comunicado, la propia CNDH informó que López Castro pidió la intervención del organismo “porque las autoridades del ayuntamiento (de Boca del Río, Veracruz) se han dado a la tarea de diluir la responsabilidad de la presunta responsable y se difama al joven fallecido por tener tatuado el cuerpo y dedicarse a realizar tatuajes y perforaciones”. La CNDH informó que atendería a los quejosos y posteriormente analizará el caso para determinar su competencia. José Luis Burela López murió atropellado por Gamboa Torales la madrugada del 12 de julio pasado, en el sitio conocido como el Infonavit El Morro. El joven cruzó el camino sin utilizar el puente peatonal, mientras que la funcionaria manejaba a exceso de velocidad y, según el MP, bajo el influjo del alcohol. Ocho días después, el pasado 20 de julio, María Josefina Gamboa Torales recibió el auto de formal prisión del Juzgado Quinto de Primera Instancia del Poder Judicial del Estado (PJE), quien la encontró responsable del delito de homicidio culposo agravado en contra del tatuador profesional José Luis Burela López. Desde el día de los hechos se encuentra recluida en la prisión de Playa Linda. El juzgador encontró que los elementos aportados por el Ministerio Público fueron contundentes y suficientes para determinar la presunta culpabilidad de la mujer por el delito, al determinar que sí manejaba en estado de ebriedad y de forma temeraria, razón suficiente para negar la libertad bajo caución. Un día después, Gamboa Torales acusó al gobernador Javier Duarte y al procurador general de Justicia (PGJ), Luis Ángel Bravo Contreras, de ordenar a las autoridades del penal mantenerla aislada del resto de la población y de prohibirle “escribir” su columna “Al Aire”. Voces como la del excandidato del PAN a gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares y el líder nacional de Acción Nacional, Gustavo Madero, consideraron que el “encarcelamiento” de Gamboa es un atentado a la libertad de expresión y una venganza política del gobernador priista Javier Duarte.

Comentarios