Justicia lenta: la acusan injustamente de robo, pasa un año en prisión y la absuelven

lunes, 28 de julio de 2014
MONTERREY, N.L. (apro).- Una mujer fue absuelta un año después de haber sido encarcelada en el penal del Topo Chico, acusada de haber participado, junto con su novio, en el asalto a una tienda. Su pareja sí incurrió en el ilícito, sin embargo, cuando el hombre fue detenido ella se encontraba presente, único motivo por el que también fue procesada, informó hoy Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac), que dio seguimiento al caso. En un comunicado, Cadhac señaló que “Catalina” fue detenida con su pareja en julio de 2013. Y, al momento de ser internada en la penitenciaría estatal, la madre dejó en el desamparo a sus tres hijos pequeños y a sus padres de la tercera edad. A lo largo de los meses la familia fue víctima de abogados que la defraudaron, hasta que el caso fue tomado por un defensor de oficio, aunque el hermano de “Catalina” no observaba avances. El 21 de marzo, el hermano acudió a Cadhac a solicitar respaldo legal. Los abogados del organismo, encabezados por Alejandro Sánchez Gómez, obtuvieron copias del expediente y se coordinaron con el defensor de oficio para establecer una estrategia de defensa para “Catalina”. El miércoles 23, la mujer salió del centro de readaptación social con sentencia absolutoria, pues no se le encontró responsabilidad por el delito por el que se le acusaba. En un correo electrónico entregado a la ONG, el hermano de “Catalina” destacó: “Gracias a que nos abrieron las puertas de su institución Cadhac, a mis padres y a mí, el día de ayer fue un día especial en nuestras vidas. Muchísimas lágrimas, pero de felicidad al saber que ella está nuevamente con sus hijos y con mis padres. “No tengo palabras de agradecimiento, hoy sólo es felicidad para todos en nuestra familia”, acotó.

Comentarios