Asesino serial acumula otra orden de aprehensión por crimen de niña de 9 años

miércoles, 30 de julio de 2014
SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P. (apro).- El instructor de zumba Filiberto Hernández Martínez acumuló la segunda orden de aprehensión en su contra por su probable responsabilidad en el feminicidio de Dulce Ximena Reyes, de nueve años. La menor fue violada, estrangulada y su cuerpo permaneció oculto en un sembradío cercano a un cañaveral del rancho La Puntilla, en el municipio de Tamuín. El hombre fue detenido a principios de julio por agentes de la Policía Ministerial, tras el hallazgo del cadáver de Eliehoenai Chávez Rivera, una mujer con quien tuvo una relación sentimental. Ella fue declarada como desaparecida y días después fue encontrada muerta en la misma zona donde se localizó el cuerpo de Dulce Ximena. La Procuraduría de Justicia del estado informó entonces que Filiberto confesó haber violado y asesinado al menos a cinco mujeres, de las cuales tres eran niñas a las que conocía porque eran sus vecinas o a través del gimnasio donde daba clases de zumba y karate. El hombre detenido fue subteniente del Ejército y en el 2010 se estableció en Tamuín, donde abrió el gimnasio. Hoy la PGJ potosina informó que el exmilitar de 43 años fue notificado de la segunda orden de aprehensión en su contra, girada por el juez Segundo Mixto de Primera instancia. Hernández Martínez confesó que Dulce Ximena vivía cerca de su casa y en ocasiones le hacía algunos mandados, además de que conversaba con él sobre problemas que tenía con su familia. Contó que el 11 de abril pasado, alrededor de las 9:30 horas, él estaba en su domicilio cuando vio pasar a la niña, quien se dirigía al parque DIF. Entonces le dijo que entrara a su casa. Ahí, abusó sexualmente de ella y luego la estranguló. Luego del doble crimen, envolvió el cuerpo de la pequeña, lo metió a una caja de cartón, lo subió a su camioneta y lo llevó hasta el sembradío aledaño a un cañaveral en el rancho La Puntilla. Ahí lo escondió. Días después, cuando la menor era buscada por sus familiares y la policía, Filiberto fue interrogado, pero siempre negó haberla visto. El pasado 6 de mayo, casi un mes después de la desaparición de Dulce, la pareja del exmilitar, Eliehoenai Chávez Rivera, de 32 años, desapareció tras salir de una maquiladora donde trabajaba. Dos meses después, el viernes 4 de julio, su cuerpo fue hallado por el cañaveral de La Puntilla. A raíz del hallazgo, el hombre fue formalmente acusado de feminicidio por el juez Tercero Mixto de primera instancia. Félix Hernández Martínez también está acusado del delito de portación de armas prohibidas.

Comentarios